Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los polígonos con mala cobertura rehúsan las subvenciones para conectividad

Ningún polígono de Mieres opta al plan de ayudas regionales para mejorar el acceso a internet, que cubren el 80% del total de la inversión

Las instalaciones del polígono de Baíña.

Las instalaciones del polígono de Baíña.

Los polígonos de Mieres llevan tiempo demandando una red de fibra óptica que les permita ser competitivos. Pese al extendido malestar existente entre las empresas, ninguno de los parques industriales ya no solo del concejo, sino de la totalidad de los valles mineros, ha concurrido al programa de subvenciones autonómico para mejorar la conectividad en los polígonos.

El Gobierno del Principado informó en su momento a todos los parques industriales con carencias de conectividad del programa de subvenciones que estaba previsto aprobar a principios de 2020. El estallido de la pandemia pospuso varios meses la tramitación de las ayudas, lo que aún dio más tiempo a los interesados para formalizar las solicitudes. Pese a las carencias denunciadas repetidamente, ninguno de los polígonos de las Cuencas optó a las subvenciones, circunstancia que no ha dejado de llamar la atención de la Administración regional, según reconocieron las fuentes del departamento regional de Innovación, Investigación y Transformación Digital.

Un total de cuatro polígonos industriales asturianos obtuvieron el año pasado ayudas para mejorar su acceso a internet. Se trata de Barres I y II (Castropol), Pervera (Carreño) y San Claudio (Oviedo). En todos los casos, la financiación autonómica cubrió el 80 por ciento del gasto del proyecto contratado por los parques industriales. En el caso de Pervera, por ejemplo, la mejora de la conectividad tuvo un coste total de 45.000 euros, de los que 36.000 fueron sufragados por el Principado.

Los polígonos de Mieres, en particular, y de todo el marco minero del centro de la región, no presentaron ningún tipo de solicitud para beneficiarse del citado plan de mejora de la conectividad. Y eso que las carencias que denuncian los empresarios son relevantes. El Gobierno regional subraya que las asociaciones empresariales podían haber solicitado las ayudas de forma directa, pero el programa permitía igualmente que fueran los ayuntamientos quienes tramitaran las peticiones. Al final, la convocatoria quedó desierta en los que se refiere a las comarcas del Caudal y del Nalón.

En este contexto, los polígonos de Mieres deberán esperar hasta 2022 para disfrutar de una red de fibra óptica que les permita ser competitivos. La actuación que se acometerá con fondos mineros para mejorar la conexión a internet en Fábrica, Baíña y Vega de Arriba no será adjudicada hasta final de año en el mejor de los casos. La tramitación de las ayudas que serán destinadas a estas labores no se podrá abordar casi con total seguridad hasta después del verano. Esta actuación dotará de canalización a los parques, para que posteriormente las empresas operadoras procedan a la instalación del cable.

Con todo, el Principado ha realizado en estudio de la cobertura de internet que actualmente tienen los polígonos mierenses. Según los datos recogidos en el parque de Baíña, la velocidad de la señal cumple lo que podría considerarse como parámetros aceptables en todo el polígono. El problema detectado guarda relación con la cobertura del servicio según el operador.

Mientras los polígonos esperan una solución para su conectividad, el Principado adjudicará pronto el proyecto que permitirá mejorar, y en algunos casos directamente implantar, el acceso a internet en decenas de pueblos de Mieres. Entre otras zonas, de Turón, el valle de San Juan, el Padrún, Cenera, San Tirso y Rozadas de la Peña. La llegada del ADSL a la zona rural del concejo se enmarca dentro del Plan de Extensión de la Banda Ancha (PEBA).

Compartir el artículo

stats