Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mieres ha perdido 34.000 vecinos desde 1960: la población de Laviana, Aller y Lena

El concejo superaba en 1960 los 70.000 habitantes que fueron cayendo al mismo ritmo que cerraban industrias y pozos mineros

Vecinos en la calle Jerónimo Ibrán de Mieres.

Vecinos en la calle Jerónimo Ibrán de Mieres. Fernando Rodríguez

Mieres alcanzó en 1960 la cifra de 70.871 habitantes. Por entonces Fábrica de Mieres aún era la gran locomotora económica no sólo de la comarca del Caudal, sino de Asturias. El auge demográfico parecía imparable. Hacia 1970 Fábrica de Mieres se desmoronó y en los noventa se intensificó el cierre de minas. El resultado es que Mieres tiene actualmente 37.537 vecinos. En poco más de medio siglo el municipio ha perdido casi 34.000 habitantes, el equivalente a la población de Laviana, Lena y Aller juntos.

“Pérdida de población y envejecimiento son una combinación muy peligrosa, más aún si se suma la pérdida de empleos. Estamos en una situación en la que ya no se puede perder más tiempo. Pero aún hay margen para reconducir las cosas”. Esta reflexión del alcalde, Aníbal Vázquez, recoge la inquietud municipal ante el imparable despoblamiento que sufre el concejo. La oposición le ha reprochado en varias ocasiones al gobierno local de IU su “pasividad” y falta de iniciativa ante la decadente tendencia demográfica. Los gestores municipales han replicado que centran sus esfuerzos en revertir la situación, pero insisten en que “sin el respaldo del resto de administración es una tarea inviable”.

En este contexto, Mieres ya tiene menos de 38.000 habitantes. En concreto, el municipio contaba a principios de año con 37.537 vecinos censados. Había despedido 2018 con 38.428 habitantes, por lo que la fuga abierta en el casco de la estructura demográfica sigue lejos de encontrar arreglo.

El declive demográfico en Mieres sigue quemando etapas a un ritmo preocupante. El concejo inicio en siglo cayendo por debajo de los 50.000 habitantes y llegó a 2020 sin poder superar la barrera de los 38.000. Ahora bien, el tránsito de 2019 a 2020 dejó una ligera mejora en lo que se refiere al ritmo del imparable retroceso demográfico. Con todo, el mayor golpe ligado al despoblamiento se produjo con el cambio de siglo. Tras más de medio siglo de retroceso, la imparable tendencia a la baja se mantiene sin que se atisbe un cambio.

Compartir el artículo

stats