Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un “sendero sensorial” de 3 kilómetros dará acceso a las Foces del Pino, en Aller

El gobierno local incluye en su macroproyecto turístico una actuación en el centenario texu de Santibáñez con un sistema de iluminación

El texu de Santibáñez de la Fuente, junto a la iglesia. | LNE

El texu de Santibáñez de la Fuente, junto a la iglesia. | LNE

El plan turístico diseñado por el Ayuntamiento de Aller para revitalizar el concejo lleva aparejado numerosas actuaciones para poner en valor los recursos industriales y naturales del municipio. Y una de ellos es el Monumento Natural Foces de El Pino –en la parroquia de Felechosa–, que supone uno de los enclaves turísticos más atractivos y espectaculares del municipio y una visita obligada para el turista. Es la razón de que el proyecto global, “Plan de Sostenibilidad Turística de los Valles de Aller – Nuevas miradas al paisaje”, tenga una actuación singular en esta zona. Con una inversión de 140.000 euros, la idea es crear un “sendero sensorial” del agua en el camino de acceso al desfiladero. Este tipo de “senderos” son rutas con elementos interactivos e informativos que dan valor añadido al camino.

“Con esta medida se pretende incrementar el atractivo de este camino, que cuenta con una distancia aproximada de unos 3 kilómetros, y convertirlo en un recurso turístico singular, que contribuya a mejorar la oferta turística del destino”, explicaron fuentes municipales. De la misma forma, agregaron, “se persigue la creación de un recurso con potencial desestacionalizador, acorde con la estrategia que se plantea en el Plan”.

El proyecto turístico también contempla una intervención dotada con un presupuesto de 15.000 euros en otro de los monumentos naturales del concejo: el texu de Santibáñez de la Fuente. El objetivo de la obra es poner en valor el centenario árbol, a través de un sistema de vídeo mapping e iluminación nocturna. “Es una actuación inocua para el texu”, manifiestan desde el gobierno local allerano, que explicaron que “se prevé la creación de una estructura exterior que, sin tocar al árbol, permita realizar una fotografía inspiracional y singular del enclave”.

Además, el proyecto incluye la creación de “senderos sensoriales” de la flora del concejo de Aller, de gran interés tanto para expertos como para los turistas. Una actuación que conllevará 45.000 euros de inversión, que estará destinada al diseño de senderos de dificultad baja, con un aire original y tematizados alrededor de una o varios tipos de plantas (aromáticas, medicinales, gastronómicas…). “Se conciben como una red, en la que la visita a un sendero motive el conocimiento del siguiente”, añadió el gobierno local, que explicó que estos itinerarios “ofrecerán información de la planta o plantas en cuestión sobre aspectos tales como la floración, posibles usos, etcétera”.

Inversión

El proyecto turístico para Aller incluye un global de actuaciones, de que suman 2,5 millones de euros. El Ayuntamiento ha contado con los vecinos y con los empresarios del sector. Y el resultado ha sido una iniciativa que actuaría sobre todo el concejo, desde Moreda hasta Cuevas, con una serie de proyectos singulares, todos ellos enfocados a una transformación del municipio hacia un turismo sostenible.

Por el momento, la iniciativa ya ha pasado la primera criba. El gobierno del Principado de Asturias dio luz verde para enviar a Madrid el documento presentado por el Ayuntamiento. Ahora, la administración local está a la espera de conocer si desde el Gobierno central se les concede la subvención para poder poner en marcha un proyecto para hacer de Aller un polo de atracción de turistas.

Compartir el artículo

stats