Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Tato Directora de Fútbol Femenino de la RFEF, premiada por “Mierenses en el Mundo”

“Los clubes deberían hacer una labor pedagógica para meter a las niñas en el fútbol”

“En Mieres todavía no hay un equipo femenino, pero sí me consta que existe una apuesta por tenerlo a corto plazo”

María Tato, directora de Fútbol Femenino en la RFEF.

La directora de Fútbol Femenino en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), María Tato, visitó hace unos días el Principado de Asturias para recibir la distinción de “Mierenses en el Mundo” por su colaboración a la hora de facilitar las relaciones con la que fuese su embajadora de la mierensía, la jugadora de fútbol Lucía García. Tato es licenciada en Derecho, además de presidenta de la Asociación de Mujeres Directivas y Ejecutivas de Euskadi y de la Confederación de Empresas de Formación del País Vasco (CECAP), también es abogada en el bufete Affiance Group. Además, su trayectoria vinculada con el deporte la ha llevado a la asesoría jurídica de la Unión de Federaciones Deportivas Vascas, así como a presidir el Tribunal de Arbitraje Deportivo del País Vasco. Asimismo, es vocal del Comité Vasco Antiviolencia en el deporte, así como profesora de la Universidad del País Vasco,

–¿Qué supone para usted recibir este reconocimiento de la asociación “Mierenses en el Mundo”?

–Primero, es todo un orgullo. Conozco el Principado de Asturias. Me gusta todo, su gastronomía, su geografía, su historia y, lo más importante, la gente. Y en el caso de la villa de Mieres, todavía más, los adoro. Para mí ha sido un auténtico placer y ya me siento mierense de adopción.

–¿Tiene alguna relación con Mieres?

–Pues tengo mucha relación con Asturias, ya que gran parte de mi familia es asturiana. Y también con Mieres, allí tengo una relación empresarial.

–El galardón se debe a su colaboración con la entidad en el último año, sobre todo en relación con la embajadora de la mierensía del año pasado, la futbolista Lucía García.

–La presidenta de “Mierenses en el Mundo”, Loli Olavarrieta, es una mujer a la que nadie puede decir que no. Es brillante y tenaz, y me coincidió facilitarles la vinculación con Lucía García, con la que tenía mucha relación en mi época como responsable del fútbol femenino en el Athletic Club. Y también la tengo ahora, porque es jugadora de la Selección e internacional. Teniendo en cuenta la disciplina que tiene una deportista profesional, poder facilitar su presencia en Mieres para que pasase un día con los niños y niñas que participaban en el campus de fútbol del Caudal Deportivo, ayudar para que eso fuese una realidad, para mí fue estupendo.

–¿Cómo valora el fútbol femenino en Asturias? ¿Podría darse un equipo en Mieres?

–Tanto en Oviedo como en Gijón, los equipos de fútbol femenino son referentes. En Mieres todavía no hay equipo pero sí me consta que hay una apuesta por acoger algún equipo de fútbol femenino en el corto plazo y así se dejó claro en el acto que celebramos en el Palacio de Congresos de la Feria Internacional de Muestras de Asturias. No creo que sea difícil, porque ahora todo esto suena positivo, es un valor añadido y existe el apoyo de las instituciones, resultado de todo ese trabajo que se hizo en el pasado por aquellos que apostaron por el fútbol femenino. Eso sí, todavía tenemos muy pocas fichas de fútbol femenino en comparación con el masculino, es una labor en la que estamos trabajando desde la federación y también desde las administraciones, es uno de nuestros objetivos.

–¿Cómo se empieza con un equipo de fútbol femenino, como podría ser el caso de Mieres?

–Hay que empezar por la cantera, en los colegios, para que las niñas opten por el fútbol como primera opción y que después sean capaces de continuar en este deporte. En muchas ocasiones se inicia con un equipo mixto para que después ya puedan crecer y competir como equipo femenino. Desde los clubes de fútbol también se debería hacer una labor pedagógica de enganche de las niñas para que se metan en el fútbol.

–Lleva casi un año como directora de fútbol femenino en la Real Federación Española de Fútbol, ¿cómo valora este tiempo?

–Ha sido una experiencia tremendamente positiva. Es un lujo estar al lado de un presidente como Luis Manuel Rubiales, que tiene clara la importancia del fútbol femenino, y eso hace que sea todo más fácil. Para nosotros ha sido un año muy duro en el que queríamos terminar las competiciones que gestionamos, y con el coronavirus y el desastre de Filomena ha sido complicado terminar. En síntesis, ha supuesto todo un esfuerzo tremendo, pero lo valoro en positivo.

–¿En qué situación se encuentra el fútbol femenino en España?

–Pues ha habido un incremento de licencias en los últimos años, no tanto como debería, pero es el principio de un gran camino. También tenemos el tema de la venta de los derechos televisivos con el correspondiente retorno económico, el primer convenio colectivo de fútbol femenino. Y el Consejo Superior de Deportes aprobó que nuestra Primera División era fútbol profesional, con lo que se convierte en el primer deporte femenino que se profesionaliza en España. Aun así creo que aún estamos al principio, pero estamos en un gran camino que facilita la consecución de nuestro objetivo, que haya más jugadoras. Creo que es un paso histórico después de muchos años en los que no se había avanzado nada en ello.

–¿Y hay afición entre las niñas?

–Mira el caso de Lucía García. o veo un montón de niñas que quieren que les firme un autógrafo y le dicen que quieren parecerse a ella. El que ella sea su ídolo es algo muy significativo de lo que se ha hecho y nos queda por hacer.

–¿Sería factible un equipo profesional de fútbol mixto?

–No le veo sentido. Es una misma disciplina deportiva. Entiendo que las peculiaridades físicas o técnicas sean distintas, no tienen que jugar igual, pero sí tener una calidad excelente. Yo, por ejemplo, prefiero el balonmano femenino al masculino porque veo técnica. Lo que yo entiendo es que debería tratar exactamente igual a ambos, hablar de fútbol y dejar de diferenciar añadiendo la coletilla de femenino o masculino. Cuando ocurra eso habremos logrado la igualdad. Pero no, las experiencias de equipos mixtos solo se dan en categorías inferiores y porque no hay suficientes deportistas.

Compartir el artículo

stats