Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hunosa ultima la puesta en marcha de su red de geotermia en Langreo Centro

El proyecto ha supuesto un desembolso de dos millones, la colocación de 4.300 metros de tubería y la adecuación de las naves del Fondón

Trabajos, ayer, en el entorno de la pasarela que une el pozo Fondón con Sama. | M. Á. G.

Hunosa ultima la puesta en marcha de su red de geotermia en Langreo Centro. En los últimos días ya se están realizando las conexiones de cableado, a falta de los últimos remates de la obra civil. Entre esos últimos trabajos figura la adecuación del terreno y la colocación de una nueva pasarela en el entorno del pozo Fondón (donde se encuentran los equipos de la red). La obra ha obligado en los últimos días a realizar cortes en la actual pasarela peatonal que une el caso urbano de Sama con el pozo Fondón por encima de la vía de Renfe. El grueso de estos trabajos tiene que realizarse en ausencia de tensión en la catenaria del ferrocarril y por ese motivo se acometen en horario nocturno, para no interrumpir el tráfico de trenes.

La red está prácticamente finalizada y la previsión es que esté operativa en breve, para poder afrontar la campaña de calefacción de invierno. La actuación supuso una inversión de más de 2 millones de euros, de los que 1,13 se sufragaron con ayudas europeas y del Principado. Se suministrará calor con agua de mina al polideportivo Juan Carlos Beiro, las viviendas de Vipasa en Langreo Centro, el Langrehotel y la residencia de mayores anexa, así como al centro de salud de La Felguera.

El uso de esta energía permitirá reducir las emisiones (se evitarán más de 400 toneladas de dióxido de carbono al año) y rebajar el coste a sus usuarios, ya que supone un ahorro del 10 por ciento en comparación con los combustibles convencionales. Se trata del segundo proyecto de geotermia de agua de mina que impulsa Hunosa. En Mieres, el pozo Barredo da servicio a varios edificios públicos y privados.

Para el proyecto del Fondón se han utilizado tres naves del embarque del pozo para albergar en ellas la central de generación geotérmica, con una potencia de 1,5 MW. En una de las naves laterales se ubica el bombeo del agua de mina y el sistema de aprovechamiento de su calor (el agua de mina se extrae a una temperatura constante de unos 23 grados), a través de un intercambiador de carcasa y tubos. La red de calor cuenta con 4.300 metros de red de tubería.

Tras la entrada en servicio de la primera fase de la red de geotermia de Langreo, Hunosa prevé impulsar una segunda fase que conllevaría la hibridación del sistema con la utilización del calderas de biomasa. Así lo anunció María Lorenzo, directora de Energía en Hunosa, durante un acto en el pabellón de Langreo en la pasada Feria Internacional de Muestras de Asturias. Esa segunda fase “suministrará a otros edificios de La Felguera y Sama, pero para eso necesitamos aumentar la potencia con la que se hibridará la geotermia con la instalación de calderas de biomasa en el pozo Fondón”, explicó. La inversión, que se desarrollará el año que viene, será de 1,1 millones de euros y servirá para llevar esta red de calor a “más viviendas, un colegio y el estadio de Ganzábal”.

Compartir el artículo

stats