Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo dos mil coches al día utilizan la “Y” de Bimenes, que costó 159 millones

La vía rápida apenas llega a un tercio del tráfico previsto cuando se licitó y está por debajo de carreteras locales como la de Villoria

Un vehículo circula por la “Y” de Bimenes.

Un vehículo circula por la “Y” de Bimenes.

El tráfico crece en la “Y” de Bimenes –la vía rápida que conecta el Corredor del Nalón con la Autovía del Cantábrico– pero el volumen total de circulación todavía está lejos de las previsiones iniciales de una carretera que costó 159 millones de euros. Según el último informe del mapa de aforos elaborado por el Principado, la infraestructura solo contabiliza el paso de 1.971 vehículos al día en el tramo que discurre por San Martín del Rey Aurelio. A la altura de Martimporra transitan 2.384 y en Lieres, 1.704. Son cifras muy alejadas de las estimaciones de partida que había para la calzada, que preveían una intensidad de 7.057 vehículos cada día, tres veces más de lo que hay ahora. También están lejos de otras carreteras de la comarca, como la de Villoria, con 2.589 vehículos diarios.

La denominada “Y” de Bimenes entró en servicio en julio de 2013, tras sufrir múltiples retrasos y sobrecostes. El desembolso final fue de 159 millones de euros (45 en sobrecostes), procedentes, sobre todo, de los fondos mineros. La apertura a la circulación se produjo después de nueve años en obras. Esta infraestructura conlleva un ahorro de unos diez minutos para desplazarse en coche desde el valle del Nalón hasta la Autovía del Cantábrico.

El mapa anual de aforos del Principado correspondiente a 2019 –el último año actualizado– revela que el tramo de la “Y” de Bimenes que más circulación concentra es el de Martimporra (Bimenes), con 2.384 vehículos al día (38 más que el ejercicio anterior). En Lieres, en el entronque con la Autovía del Cantábrico, se registraron 1.704 (diez más). En el tramo de San Martín del Rey Aurelio hubo 1.791 (122 más que en el año anterior). La media es de 2.019 coches al día.

La carretera empezó a licitarse, en el año 2003, con Vicente Álvarez Areces como presidente del Principado, y entonces las estimaciones de tráfico eran de una intensidad de 7.057 vehículos cada día. De esta forma, el tráfico actual solo supone una tercera parte del previsto cuando se planificó la infraestructura, si se toma como referencia el tramo con más circulación. En los otros dos, esa brecha se incrementa aún más. Otras carreteras del valle del Nalón adscritas a la red comarcal tienen más tráfico que la “Y” de Bimenes. Entre ellas, está la carretera del valle de Villoria, en Laviana, con 2.589 vehículos al día. La carretera de Santo Emiliano, entre Sama y Mieres, soporta un tráfico similar al del tramo de Martimporra, con 2.311 coches diarios.

Presupuesto

El coste de la “Y” de Bimenes rondó los 159,1 millones, junto con otros 10,7 millones en un tramo de vía entre Martimporra y Nava, la denominada quinta fase de la vía de conexión entre el Corredor del Nalón y la autovía Oviedo-Villaviciosa (A-64). Posteriormente, el Principado acometió obras complementarias para mejorar el drenaje y rehabilitar totalmente el firme de 3,1 kilómetros de la carretera AS-324, que comunica San Julián de Bimenes y Carbayín Alto. Además, se ejecutaron obras de reparación en dos caminos municipales, que conectan Casas del Río y la Campa San Juan y Correoria con Montiquín.

La “Y” de Bimenes contó con importantes sobrecostes, superiores a los 43 millones de euros en sus primeros tres tramos (el tronco principal de la vía) que estuvieron causados por problemas geotécnicos, la aparición de bolsas de grisú en los túneles y la necesidad de abordar un nuevo enlace a la altura de Solvay.

El trayecto entre el enlace de La Central, en El Entrego, y el de Lieres supone un viaje de diez minutos. Antes, para llegar hasta esta misma zona de la AS-64, desde El Entrego, se tardaba algo más de 21 minutos (tomando como ruta la Autovía Minera y su conexión con la autovía Oviedo-Villaviciosa).

El ahorro de tiempo en cada viaje en la infraestructura abierta al tráfico al completo el verano de 2013 es, por tanto, de once minutos.

Compartir el artículo

stats