Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caso echa chispas por la central hidráulica de Rioseco: “Nos sentimos engañados”

El Alcalde cree injusto que se excluya al concejo de los beneficios que genere la instalación, ya que aprovechará “el agua que llega de Tanes”

La presa de Riosec.

La presa de Riosec.

“No queremos quitarle a nadie ningún derecho, pero si nosotros aportamos algo –como es el pantano de Tanes–, lo suyo es que contemos”. Así se expresó ayer el alcalde de Caso, Miguel Fernández, sobre el proyecto de la minicentral hidráulica que EDP impulsa en Rioseco (Sobrescobio), que fue presentado el pasado domingo. Como denuncia el regidor, “nosotros defendemos nuestro territorio y si pretenden desarrollar esta iniciativa, tendrían que haber hablado con nosotros, habernos consultado. Otra cosa es que no les interese. Nos sentimos engañados y ninguneados”. La sociedad Ceprastur (participada al 95% por EDP y en un 5% por el Ayuntamiento de Sobrescobio) impulsa el proyecto.

El Ayuntamiento ya decidió en mayo presentar sus alegaciones al proyecto con el apoyo unánime de todos los grupos con representación municipal. “Nos negamos a que, con el agua que llega de Caso, con el agua de todos, se generen más beneficios privados, sin que los vecinos tengan ninguna compensación”, aseguraba entonces Fernández, una postura que reafirmó ayer. Aunque la minicentral se ubicará en la presa de Rioseco, ambos embalses forman un único complejo que usa el agua del curso alto del río Nalón, en Caso y Sobrescobio. Además de presentar las correspondientes alegaciones, el Ayuntamiento casín ha dejado el caso en manos de sus abogados, dispuesto a llegar a los tribunales para defender su postura.

Reiteró el Alcalde que su intención no es quitarle el proyecto a su concejo vecino. “Sobrescobio tiene sus derechos y su alcalde –Marcelino Martínez– seguro que los defiende tan enérgicamente como yo o más”. Sin embargo, afeó la forma de trabajar de EDP respecto a este proyecto. “No ha sido clara”, subrayó. Así que, de momento, parece que lo único que le queda al Consistorio casín es su “derecho al pataleo”, algo con lo que están todos implicados. “Nosotros gobernamos con mayoría en el Ayuntamiento, pero las alegaciones se aprobaron por unanimidad de todos los grupos, una responsabilidad que nos dieron los vecinos, no EDP, así que pretendemos luchar por los derechos de Caso”, apostilló.

El proyecto de la minicentral hidráulica de Rioseco contará con una inversión de cuatro millones de euros y producirá energía suficiente para satisfacer el consumo anual de 2.000 hogares. Del total de la inversión, 1,6 millones llegará de ayudas públicas a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), dentro de una línea para la generación de electricidad a partir de energías renovables. El resto del dinero será aportado por la sociedad Ceprastur.

Tal y como explicaron en la presentación del proyecto, está previsto que las obras comiencen el próximo año. Y como el plazo de ejecución es de doce meses, la instalación podría estar operativa a mediados de 2023. El proyecto consiste en aprovechar el agua que sale de la presa, que es el caudal ecológico. La idea es hacerlo pasar por dos pequeños grupos hidroeléctricos montados al lado de la presa. Asimismo, desde EDP apuntaron que “la central únicamente va a aprovechar hidroeléctricamente el agua que ahora mismo se vierte como caudal ecológico, más el que sale por las compuertas de aliviadero en invierno cuando hay mucha agua, que son cuatro o cinco meses al año”.

La minicentral es un proyecto ilusionante, sobre todo para el Ayuntamiento de Sobrescobio, que al tener participación en la sociedad inversora, disfrutará de beneficios que redundarán en los propios vecinos.

Menos contentos están en Caso, sobre todo por no contra con ellos, a pesar de que sí se aprovechará el agua que llega del concejo. La única opción que les dieron fue la de presentar alegaciones, y así lo hicieron, pero con una única voz. “No es una cuestión personal, es de todos los vecinos porque nos sentimos engañados y ninguneados con la gestión que se está haciendo” de las grandes infraestructuras hídricas, apuntaba entonces y reiteró ayer Miguel Fernández.

Una infraestructuras que, “desde que se crearon, no han ofrecido ningún beneficio a los vecinos, todo lo contrario”. El regidor casín echó la vista al pasado para recordar que, “hace muchos años, lo único que se consiguió fue destruir un gran complejo hostelero y la industria maderera y del mueble que había en el municipio”. Ahora quieren que el municipio sean compensado.

Compartir el artículo

stats