Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Alcaldesa respalda la movilización vecinal por el acceso a las Ubiñas

La Alcaldesa comparte las críticas de los habitantes del parque natural por el estado de la calzada: “La paciencia tiene límites”

Una protesta vecinal en 2018 por el estado de la carretera.

Una protesta vecinal en 2018 por el estado de la carretera.

Apoyo “sin fisuras” de la alcaldesa de Lena, Gema Álvarez (IU), a los vecinos del valle del Huerna y el parque natural de las Ubiñas: “Si se movilizan por la carretera, nos tendrán de su lado”, afirmó, rotunda, la máxima dirigente local. Álvarez se unía así al ultimátum de los vecinos del Huerna al Principado: si las obras no empiezan en otoño, habrá protestas. Y, avisan ya de antemano: “Serán movilizaciones duras”.

No es la primera vez que los vecinos del Huerna y del parque natural de las Ubiñas se movilizan. Antes de la pandemia, llegaron a recoger 7.000 firmas para apoyar su reivindicación: una mejora integral de la calzada. Además, cortaron el tráfico en el cruce con la N-630 el día de inicio de la temporada de pastos.

Las reivindicaciones estaban, y aún hoy están, claras. “Hay tramos en los que no se pueden cruzar dos coches, hay maleza creciendo sin control y hay zonas de muy baja visibilidad”. Además, apuntan que la situación se agrava cada día ante “el incremento de turistas que visitan el parque”. Mención especial a los cicloturistas: “Tememos que se produzca un accidente muy grave”, señalaron.

Pero aquellas movilizaciones, finalmente, se calmaron. Gracias a una promesa del Principado: reservarían una partida para la obra. Y la reservaron, de 1,3 millones de euros. Pero las máquinas no empiezan a trabajar y la paciencia ya se acaba. “Nos vemos ya en invierno, con la nieve, y la carretera sin arreglar. Esto no es una obra que se pueda proyectar desde un despacho en Oviedo, porque nos jugamos mucho con la meteorología”, sentencian.

Y la Alcaldesa, afirmó ayer, les apoya “en todo”. “Consideramos que ya es tiempo suficiente para una solución, hemos esperado durante mucho tiempo y la paciencia tiene un límite”, apuntó la dirigente local. Gema Álvarez dejó claro que las últimas actuaciones en la carretera “se ejecutaron con la llegada de la Vuelta a España”. Hace más de dos años y, además, fueron tildadas por los vecinos de “rebacheo en toda regla”. “El valle del Huerna y las Ubiñas –concluye la regidora– necesitan un acceso a su altura”.

Compartir el artículo

stats