Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emocionado adiós en Sama al senderista langreano fallecido en Alicante

La familia de Fonso García agradeció el “gran apoyo” de los vecinos y agentes que participaron en la búsqueda

Vecinos ayer, a las puertas del tanatorio de Sama. | Vivas

Sama despidió ayer a Alfonso García Ramos, “Fonso”, el joven de 38 años que perdió la vida al sufrir un accidente cuando practicaba senderismo en Alicante. Sus restos mortales fueron trasladados ayer hasta el tanatorio langreano, donde tuvo lugar el acto de celebración de la palabra. Más tarde se llevaron al tanatorio de La Florida, en Sotrondio, donde fue la incineración. Aunque en la esquela del joven se dejaba claro que la familia no recibía, para muchos fue imposible no acudir hasta el tanatorio para darle el último adiós a Fonso.

Allí estaban sus padres, Antonio García y Nieves Ramos, visiblemente emocionados, así como muchos de sus familiares. La familia, pese a su hondo pesar, quiso mostrar su agradecimiento a los vecinos de Villajoyosa (Alicante), localidad a la que el joven se había trasladado a vivir el pasado mes de mayo, así como a todos los que colaboraron en las labores de búsqueda. “Estamos muy agradecidos a toda la gente de Villajoyosa, que fueron un gran apoyo en estos momentos tan difíciles”, aseguraba ayer la familia, destacando que “todo el mundo se portó muy bien con nosotros, el pueblo, los voluntarios, los bomberos, y sobre todo la Guardia Civil, que siempre nos llevó de la mano”.

También quisieron agradecer los familiares todas las muestras de apoyo que habían recibido en Asturias. Y aunque ayer no recibían, ya que llegaban directos desde Alicante y casi no habían dormido, sí esperan celebrar próximamente un funeral en memoria de su hijo fallecido cuya fecha se sabrá próximamente.

El cuerpo del joven, que era pintor de profesión, fue hallado en la mañana del pasado sábado en una poza del Barranco del Infierno (Alicante) tras permanecer una semana desaparecido. El cuerpo sin vida fue encontrado tras un intenso dispositivo de búsqueda en el que participaron más de cien agentes de la Guardia Civil, además de bomberos y numerosos voluntarios. Las primeras hipótesis apuntaban a que sufrió una caída cuando se encontraba realizando una ruta por el lugar, según indicó la Guardia Civil de Alicante.

Desaparición

La última vez que constaban datos de comunicación con el joven fue en la noche del día 4, cuando su madre y él hablaron por teléfono y le contó que iba a hacer una ruta de senderismo cerca de donde vive. Incluso llegó a enviarle una foto de la zona. Dos días después, los padres pusieron una denuncia ante la Policía Nacional de Langreo, ya que el teléfono de su hijo aparecía desconectado y no habían vuelto a tener noticias de él. El jueves apareció su vehículo en las inmediaciones de la zona. En el intenso operativo de búsqueda participaron, además de Guardia Civil y Bomberos, miembros de Policías Locales, Policía Adscrita a la Comunitat Valenciana, la Asociación Humanitaria USAR-13 y numerosos voluntarios.

“Era muy buen chaval, lo que ha pasado es un palo enorme. Nunca te esperas algo así”, afirmaban los amigos de Fonso tras conocer el trágico desenlace de los hechos. También mostró su pesar la peña sportinguista La Tertulia de Pando, ya que el fallecido era colaborador de la entidad.

Compartir el artículo

stats