Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nace el centro Arkuos en Langreo: drones, robótica y talleres para motivar a jóvenes

Las instalaciones, destinadas a un público de entre 7 y 22 años, ofrecen un plan de ocio alternativo, con espacios para todo tipo de actividades

En el centro, Teresa Estrada y Adrián Barbón prueban el ajedrez del centro Arkuos, durante la visita inaugural de las instalaciones.

Salas de robótica, ajedrez, informática y “co-working”. Un estudio de radio, huertos sostenibles y espacios diáfanos para el esparcimiento. Así es el centro Arkuos Espacio de Acción Social Educativa, inaugurado ayer en Langreo: una suerte de laboratorio para alimentar vocaciones entre los jóvenes.

Las instalaciones, que ocupan 1.250 metros cuadrados, abrieron ayer sus puertas con un firme objetivo: ser proyecto pionero, garante de socialización e integración entre los más jóvenes. También motivar la creatividad y el espíritu innovador para que nada los pare. Está gestionado por la Fundación Cruz de Los Ángeles y está abierto a todos (también recibirá derivaciones de servicios sociales). Especialmente dirigido a la ciudadanía de entre 7 y 22 años, se organizarán actividades intergeneracionales. Es un modelo con visos de éxito que, según anunció la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, se replicará en los centros de día de infancia.

Puertas abiertas desde ayer. El presidente de Asturias, Adrián Barbón (PSOE), encabezó el acto de inauguración. También acudieron la consejera de Derechos Sociales, Melania Álvarez y la directora general de la Fundación Cruz de los Ángeles, Teresa Estrada Villazón. Además de la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú. “Creo que una cosa es defender la libertad del individuo, y otra es caer en la individualización que niega el valor de lo común”, destacó Barbón. Y el valor de lo común, según el Presidente, es lo que busca Arkuos: “No basta con que uno avance, sino que tenemos que avanzar todos. No basta con que uno triunfe, sino que cada vez tiene que haber más triunfadores. De esto trata Arkuos”, añadió Barbón. Y concluyó: “En este proyecto, veo mucho amor”.

Un momento de la actuación de Marisa Valle Rosa, ayer en el centro Arkuos.

Amor y empatía. Dice Teresa Estrada Villazón, que “hay que mirar a la infancia en positivo”. “Niños y jóvenes tienen que saber que tienen el derecho de recibir todas las herramientas para crear un mundo mejor. Para hacer de sus ciudades lugares más inclusivos y más sostenibles. Y que también tienen el derecho a ser felices”. La Alcaldesa puso en valor “la importancia de la educación. No solo en formación sino también en creatividad, como impulsa Arkuos”.

Arkuos organizará actividades para el público general. Y los actos comienzan ya hoy, a las 17 horas, con una jornada destinada a familias. Participarán Rosan Bosh, artista; María Soto, logopeda especializada en comunicación afectiva y Vicenç Arnaiz, Psicólogo. Con motivo de la inauguración, el programa de actividades se extenderá toda la semana.

Es un proyecto pionero en Asturias. Y está previsto replicarlo en los centros de día de infancia en la región: “Es un cambio de modelo que, desde un prisma de acción comunitaria global, fomenta la igualdad de oportunidades con eficacia”, destacó Melania Álvarez.

Para empezar ya, Arkuos abre sus puertas “sin etiquetas”. El acto concluyó con la actuación de Marisa Valle Roso, que entonó tres canciones: “Planta 14”, “La Llorona” y “Todo cambia”. Esta última, quizás por lo apropiado en el momento, fue la que más le gustó a Barbón.

Compartir el artículo

stats