El hospital de Riaño baraja recuperar el servicio de Rehabilitación, derivado por la pandemia

La atención se presta ahora en los centros de salud, al estar ocupado el gimnasio del complejo hospitalario por la ampliación de Urgencias para los casos covid

Acceso al área de Urgencias del hospital Valle del Nalón, en Riaño.

Acceso al área de Urgencias del hospital Valle del Nalón, en Riaño.

Miguel Á. GUTIÉRREZ

La gerencia del área sanitaria VIII –correspondiente al valle del Nalón– estudia recuperar los circuitos habituales en la atención de Urgencias en el hospital de Riaño, una vez frenada la pandemia, lo que permitiría recuperar el servicio de Rehabilitación. La atención a casos de covid en Urgencias ha obligado en los últimos meses a ocupar el gimnasio y varias consultas de Rehabilitación, que ahora podrían retomar su función habitual. Actualmente esta asistencia se presta en los centros de salud, aunque también llegó a utilizarse temporalmente para el mismo cometido una parte del centro neurológico de Barros.

“Es una de las cuestiones que tiene que decidir el Servicio de Salud. Por ahora, creo que lo prudente es ver cómo evoluciona la pandemia en las próximas semanas antes de tomar una decisión”, indicó Bernabé Fernández. La llegada de la pandemia obligó a generar circuitos distintos de atención en Urgencias en función de si los pacientes tenían problemas respiratorios o no. “Esa necesidad de establecer circuitos dobles obligó a fagocitar actividades o áreas de otros servicios, como puede ser el caso de Rehabilitación”, señaló Fernández, que añadió: “En las próximas dos o tres semanas, según la evolución que lleve la pandemia, sería el momento de posicionarse. Ahora, por prudencia, todavía se mantienen los circuitos en el ámbito de Urgencias”.

El responsables sanitario expuso que se ocupó “todo el área del gimnasio y parte de las consultas de Rehabilitación. Estamos hablando de un área muy importante. Eso hace que tuviéramos que externalizar la terapia de rehabilitación, la fisioterapia, a los centros de salud”.

Esgrimió, además, que en la organización de los circuitos “hay que valorar también lo que supone de personal y esfuerzo para los trabajadores del servicio de Urgencias. Esperando un tiempo prudente ya se podrá tomar la decisión. Y luego, sí es verdad, que habría que mantener esos circuitos diferenciados, pero ya dentro del propio área de Urgencias”. Y añadió. “De alguna manera habrá que diferenciar ese paciente respiratorio del que no lo es. Pero si, como esperamos, la afluencia ya es muy limitada para ese tipo de casos ya se podría gestionar en lo que es el marco del día a día de Urgencias”.

Suscríbete para seguir leyendo