Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo convocará un concurso para dar un nuevo uso a la estación de autobuses

La instalación, que ha estado siete años cerrada, ya recibió propuestas para ser un restaurante de comida rápida y un museo aeronáutico

El edificio y las dársenas de la estación de autobuses de La Felguera. | E. P.

El Ayuntamiento convocará un concurso para adjudicar la gestión del edificio de la estación de autobuses de La Felguera, que lleva cerrado siete años. La documentación necesaria para iniciar la licitación se está elaborando ya, según aseguró el ejecutivo socialista, que no ha concretado la fecha en la que se prevé iniciar el procedimiento.

El Consistorio había solicitado al Principado la cesión de la estación de autobuses ya que había recibido propuestas para darle uso al inmueble. El traspaso, que incluye el edificio y las dársenas, fue aprobado en la junta de gobierno local el pasado mes de septiembre. El Ayuntamiento recibió, hasta ahora, dos proyectos para reabrir la terminal.

Uno fue el de una cadena de restauración, que planteó convertirlo en un restaurante de comida rápida, con la creación de treinta puestos de trabajo. También el Círculo Aeronáutico “Jesús Fernández Duro” se interesó por las instalaciones para poner en marcha en el equipamiento un museo de la aviación. Según la propuesta trasladada por la entidad en el inmueble se exhibiría parte de su extensa colección de maquetas, en la que se recrean algunos modelos históricos, así como sus paneles expositivos y un simulador de vuelo.

Este material está almacenado en las instalaciones del Museo de la Minería y la Industria de El Entrego al carecer de un lugar donde poder mostrarlo. En la sede del Círculo Aeronáutico “Jesús Fernández Duro”, ubicada en La Felguera, también se guardan maquetas.

El Consistorio decidirá, una vez analizadas las propuestas que se presenten al concurso convocado, la actividad que acogerá la estación de autobuses de La Felguera, un espacio que necesitará reformas antes de ser utilizado de nuevo. La gestión del equipamiento fue asignada por el Principado en marzo de 2013 al Consorcio de Transportes, después de que el primer concesionario abandonase la explotación de las dependencias y fracasaran los intentos para reabrir el inmueble. Acometió mejoras y puso en marcha dos concursos para gestionar la terminal, que concluyeron sin que se presentase ninguna oferta.

En el primero el periodo de explotación era de cinco años, con un canon de 1.525 euros mensuales. El procedimiento se cerró el 12 de febrero de 2014 sin que se presentasen ofertas. El último procedimiento para adjudicar la gestión de la estación, en el que se rebajó el canon de explotación fijado previamente, concluyó en octubre del mismo año sin ofertas. Más tarde, el Consorcio de Transportes trasladó su intención de sacar a concurso solo la cafetería del equipamiento y estudiar la forma de dar uso al resto de dependencias del recinto pero tampoco fructificó.

La solicitud de cesión de la estación de buses fue presentada en el anterior mandado por el ejecutivo municipal formado por IU y Somos. Se remitió en marzo de 2019 y fue reiterada, tras el cambio de gobierno, por el PSOE. A principios de año, la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial aseguró que los técnicos buscaban el “encaje” legal para ceder al Ayuntamiento la estación de autobuses, que tiene una superficie de 796 metros cuadrados, cuenta con taquillas, cafetería, aseos, oficinas, consigna y un gran vestíbulo. La cesión llegó dos años y medio después de que el Consistorio langreano trasladase la petición al Principado.

El inmueble fue utilizado en los últimos meses como punto de vacunación contra el covid

El edificio de la estación de autobuses de La Felguera abrió sus puertas en los últimos meses con un destino sanitario. Ha sido utilizado con centro de vacunación contra el covid-19. En el cartel colocado en la puerta de la construcción más próxima a las dársenas se lee aún: “Entrada al punto de vacunación”. En febrero se empezó a utilizar para esa función, primero con los vecinos mayores de 90 años, para seguir posteriormente, en los meses siguientes, con otros tramos de edad. En el edificio se habilitó una zona para poner las vacunas y otras para la espera posterior a la inmunización. Estas estaban próximas a la puerta de salida, que da al aparcamiento de la estación de autobuses. Fue uno de los puntos que el área sanitaria del Nalón habilitó para poner la vacuna contra el coronavirus. Tras años sin utilizarse fue la única actividad que albergó. También el Centro de Referencia Estatal para Personas con Discapacidades Neurológicas de Langreo (Credine) acogió otro uso diferente a aquel para el que fue concebido desde finales de marzo de 2020 y hasta el mes de julio de este año. La instalación, ubicada en el distrito langreano de Barros, fue cedida por el Gobierno central al Principado para que la utilizase durante la crisis sanitaria. En estos meses fueron atendidos en el equipamiento cerca de 1.000 pacientes con coronavirus, procedentes mayoritariamente de centros residenciales, según los datos del Gobierno regional.

Compartir el artículo

stats