Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recinto ferial de Santullano, construido en 2007, sigue sin abrir toda su ala alta

El proyecto costó 3,5 millones, pero se ejecutó dejando sin acabar los pisos superiores, que no se han abierto al público ni equipado

El acceso a los pisos superiores del inmueble, cerrados y sin equipar. | D. M.

El recinto ferial de Santullano pronto celebrará sus 15 años de vida. El equipamiento municipal, inaugurado en 2007, ha ido con el paso del tiempo consolidándose como un centro polivalente que alberga conciertos, exposiciones, actividades ganaderas y conferencias. Y eso que toda la zona superior del inmueble sigue sin acabarse.

La instalación fue proyectada en su momento como un gran centro vertebrador de la actividad municipal, con un amplio espacio para exposiciones y zonas de oficinas. Una década después, gran parte del inmueble aún no se ha estrenado. De hecho, las dos plantas superiores de la instalación permanecen cerradas y sin equipar. Están igual que estaban el día de la inauguración.

Las instalaciones de los dos pisos superiores, reservadas inicialmente para oficinas, aún no se han inaugurado, de hecho, ni tan siquiera están acondicionadas. A lo largo de los últimos años el Ayuntamiento ha intentado dar vida a esta instalación, pero hasta la fecha los esfuerzos han resultado estériles.

El recinto ferial de Santullano marcó en su momento la expansión de la ciudad hacia el Sur y tuvo un coste de 3,5 millones de euros, financiados íntegramente por el Consistorio. Nada más construirse se detectaron importantes deficiencias. El inmueble sufrió durante años problemas con las goteras e inicialmente se construyó sin contar con el necesario acceso para grandes vehículos. Un temporal de viento levantó parte de la techumbre.

La zona baja del inmueble ha recuperado recientemente la normalidad tras albergar durante meses la actividad del centro comarcal de vacunación por la pandemia.

Compartir el artículo

stats