Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La canción asturiana se reivindica en Aller

El concejo contará con una gran escultura dedicada a la gaita y con un certamen de tonada que comenzará en enero

Juan Carlos Iglesias (a la derecha) y Gonzalo Grela junto al diseño de la futura escultura.

La tonada allerana siempre ha tenido su hueco en la canción asturiana con sus “vueltiquines” tan características. Se trata de un estilo propio que siempre ha complacido al público. “Los grandes cantantes alleranos consiguieron crear una etiqueta propia y antiguamente estaba hasta mal visto que intérpretes de otros municipios cantaran piezas alleranas”, explica José Manuel García, cantante y presidente de Tonastur. Esta marcada identidad tal vez influyera en su momento en un cierto aislamiento histórico. Aller nunca contó con un gran concurso de canción de asturiana.

Hace tiempo que la canción asturiana se ha extendido más allá de las fronteras del municipio. Del mismo modo, el concejo pronto tendrá el gran certamen que muchos aficionados anhelaban. De hecho, el folclore asturiano apunta a convertirse en un referente creciente dentro de la importante oferta turística local.

El concejo de Aller ha decidido homenajear al instrumento más ligado al folclore regional. Lo hará construyendo una gaita de grandes dimensiones que se colocará en Cabañaquinta, concretamente en la plaza de La Vacaína. “El objetivo es rendir tributo a un elemento estrechamente vinculado con nuestra cultura regional y, para ello, le dedicaremos un monumento apropiado que será único en Asturias”, explica el alcalde Juan Carlos Iglesias.

El diseño y desarrollo de la escultura ha sido encargado al escultor local, Gonzalo Grela. Para el trabajo utilizará el hilo de cobre que utilizan los barrenistas en la mina, conocido como “tiger”. La escultura se levantará en torno a un armazón de hierro de casi media tonelada de peso. El “tiger” dará forma posteriormente al instrumento. “Lo que es la gaita tendrá un tamaño de tres metros y veinte centímetros, aunque una vez en la peana el conjunto superará los cuatro metros”, explica el autor.

Si todo va según lo previsto, la escultura, ya terminada, será trasladada a Cabañaquinta en diciembre. Después de Reyes, Aller afrontará una cita histórica. El Ayuntamiento ha decidido impulsar una gran concurso de canción asturiana de carácter regional.

El alcalde del concejo, el socialista Juan Carlos Iglesias, está ilusionado con el proyecto folclórico que pronto comenzará su andadura. “Queríamos que el certamen pudiera comenzar en noviembre, pero finalmente será en enero, después de la festividad de Reyes”, explica el regidor. La cita será en el Teatro Cine Carmen de Moreda. El certamen se desarrollará lo largo de tres fases, con galas los domingos. Habrá seis especialidades: masculina, femenina, juvenil, gaita y gaita y tambor, además de, por supuesto, el apartado de canción allerana.

El nuevo concurso reservará un espacio de protagonismo para esta modalidad. El estilo que popularizaron grandes voces como la de Ataulfo o Requejo mantiene hoy en día una popularidad diferente a la de sus orígenes. Por primera vez, cantantes de fuera acudirán al concejo para cantar canción allerana.

Compartir el artículo

stats