Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo retoma la recuperación del mosaico de “Zuco” de la antigua librería Belter

El Ayuntamiento encarga la actuación sobre la obra a un restaurador, tras fracasar la opción de la Escuela de Artes de Avilés

En la zona inferior, el mosaico de "Zuco" que se recuperará. E. P.

El Ayuntamiento de Langreo recupera el proyecto de restauración del mosaico de Jesús Díaz “Zuco” de la antigua librería Belter de Sama. Una iniciativa que ya fue planteada en el pasado mandato pero que sigue pendiente de llevarse a cabo. La alcaldesa, Carmen Arbesú, aseguró que un restaurador visitará el espacio en unos días y comunicará cuál es la actuación que se tendría que realizar para poder llevar a cabo esta rehabilitación.

“Ya existe dotación presupuestaria”, señaló la regidora langreana. Arbesú subrayó que cuando accedió a la Alcaldía, en el año 2019, “había un acuerdo plenario pero no asignación económica” para llevar a cabo la restauración del mosaico. “El estado del mosaico era lamentable”, apuntó. El ejecutivo municipal tomó la decisión a finales de 2019 de actuar en la obra, que representa la imagen de Don Quijote y Sancho Panza, y que formaba parte del pavimento de la librería Belter, que durante muchos años fue un emblema cultural de Sama.

En un principio se mantuvieron en aquel momento, aseguró la Alcaldesa, varias reuniones con la Escuela de Artes y Oficios de Avilés, y se llegó a acordar “la metodología de trabajo y las fechas” para llevar a cabo la intervención. Con consignación presupuestaria en el pasado ejercicio, 2020, se fijó septiembre para comenzar el trabajo pero debido a la pandemia “se pospuso a 2021”.

Sin embargo, según Arbesú, “diversos problemas en el centro educativo y cambios de personal hicieron que hubiese que volver a comenzar las conversaciones con un nuevo equipo. Pero no fue posible realizar el proyecto”. El equipo de gobierno municipal decidió entonces contactar con un restaurador profesional para que elabore un presupuesto. Se podrá en ese momento fijar los plazos para emprender la recuperación del mosaico de “Zuco”. El artista langreano nació en 1929, y fue un “niño de la guerra”: permaneció 19 años en la antigua Unión Soviética, donde estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de Moscú. Trabajó como decorador de ópera y ballets, así como de ilustrador, pintor y elaborador de vidrieras (en el metro de Leningrado, hoy San Petersburgo)- En 1956 pudo volver a España, donde desarrolló una larga carrera artística.

Murales

De la librería Belter también fueron rescatados cinco murales de Eduardo Úrculo, recuperados por el restaurador Jesús Puras, que transfirió las pinturas a un nuevo soporte, unos tableros de madera especiales con una carga de mortero que simulan paredes. Corresponden a la primera etapa de Úrculo, cuando el artista, que vivió en Langreo, no había recibido formación artística. Las cinco obras están ligadas al mundo de la literatura y tienen un trazo próximo al realismo expresionista. Representan la plaza de un pueblo, una estampa de “Platero y yo”, un pasaje de “El viejo y el mar”, un grupo de obreros letrados y la imagen de un escritor bohemio.

Compartir el artículo

stats