Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El legado de los fogones de María Luisa

Cristina Buznego, Fernando Farpón y César Díez recibieron en Mieres los premios que llevan el nombre de la reconocida cocinera

Premiados y autoridades, ayer, en el Mieres Centru Cultural. | A. Velasco

María Luisa García fue y es escuela de cocineros. En 2019, el mundo de la gastronomía lloraba su pérdida a los 100 años. Esta mierense, que ha dejado un legado de valor incalculable y cuyos libros de cocina están en millones de hogares, fue ayer protagonista del congreso gastronómico “Gastrol.lar”, ya que el Mieres Centru Cultural acogió la entrega de unos galardones que llevan su nombre.

El primero de estos premios, como no podía ser de otra manera, a la trayectoria profesional. La guisandera Cristina Buznego, que hace 42 años cocina en su negocio “Casa Cristina”, en Tellego (Ribera de Arriba), fue la elegida por el jurado. “Recibo este premio con mucho cariño. Llevo 42 años dedicada a dar de comer, sin salir casi de aquella casa hacia fuera”, señalaba emocionada esta mujer, que dejará el testigo a familia. “Estas jornadas son muy importantes para promocionar la gastronomía y la vida en el mundo rural”, explicaba Cristina Buznego, una autodidacta de los fogones, que aprendió los primeros guisos con su madre, que luego siguió perfeccionando hasta ahora.

También resultó premiada, en la categoría a la producción local, la empresa “Speltastur-Escanda Asturiana”, un proyecto ubicado en Lena y basado en la recuperación de la escanda. Fernando Farpón, responsable de la empresa, explicó que “estos premios son muy importantes y sobre todo hace mucha falta la promoción y la consolidación del tejido productivo de cercanía”. Entre los clientes que tiene, restaurantes con estrella Michelin, como Azurmendi. “Trabajamos mucho el tema de harinas con muy buenos chefs y también con muy buenos panaderos artesanos, que apuestan por los granos de calidad”, manifestaba.

Internet rural

Por último, por el escenario pasaba a recoger su premio “María Luis García” –un galardón diseñado por Kiko Urrusti–, César Díez, de la cooperativa “sestaferia.net”, un proyecto distinguido en la categoría a la proyección rural. Esta iniciativa nació para llevar internet a la zona rural y tras surgir en un pequeño pueblo de Villaviciosa con una decena de vecinos hoy son más de dos millares los enganchados a esta red propia. “Para nosotros ha sido una sorpresa que nos hayan premiado y estamos muy satisfechos de que se reconozca el trabajo que estamos haciendo”, indicaba César Díez. “Nuestra idea fue crear una red de comunicaciones en la zona rural para llevar internet de calidad en estas zonas y que la gente pueda trabajar, teletrabajar o encontrar el ocio” que hay en otros lugares más poblados.

En la gala de entrega de premios, que condujo la actriz María Cotiello, y que amenizaron Alfredo González y Silvia Quesada, también participó el prestigioso crítico gastronómico Carlos Maribona, que fue el encargado de glosar a los premiados.

También la familia de María Luisa García estuvo presente. Su sobrino, Ignacio Alonso García, aseguró que “unos premios con su nombre, vinculados a la promoción de la gastronomía de una zona a la que ella estuvo siempre arraigada, son un gran homenaje”.

Compartir el artículo

stats