Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias se reencuentra con los deportes de nieve

Las pistas ya empiezan a tener ambiente

Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno estrenan mañana una campaña invernal que es antesala de sus proyectos de futuro

Dos operarios ante un remonte en Valgrande-Pajares.

¿Es usted esquiador? ¿Ya ha sacado del garaje o del trastero su equipo? Pues si no lo ha hecho y quiere aprovechar la nieve desde el primer día en Asturias, debe darse prisa. Las estaciones del Principado han anunciado que darán mañana, jueves, el pistoletazo de salida a la temporada de esquí 2021-2022. Una campaña en la que se espera mucha nieve y que se podría considerar de transición de cara a que los complejos invernales de Pajares y Fuentes de Invierno afronten una gran evolución. La primera, con la construcción del nuevo remonte que vertebrará la estación y que permitirá un transporte mucho más rápido y seguro de usuarios, no solamente en el invierno, sino también en el verano. Y en Fuentes de Invierno, el próximo curso se debería contar ya con la conexión eléctrica que permita jubilar los generadores de gasoil que alimentan de electricidad a la estación desde su apertura en el año 2007. Dos pasos fundamentales para que los complejos asturianos puedan seguir creciendo y no se queden atrás a la hora de competir con otros destinos de nieve.

Tras una mañana de trabajo intenso, tanto sobre el terreno como en los despachos, tanto la estación lenense como la allerana comunicaban su apertura para el jueves. Unas horas antes, la propia directora general de Deporte, Beatriz Álvarez Mesa, que acudía a la presentación del Trail minero de Hunosa en el pozo Santiago, admitía estar esperando a comunicarse con la dirección de ambas estaciones para tomar una decisión: “Trabajamos para la apertura de miércoles o jueves, pero principalmente con la idea del puente. Sabemos que aunque abramos el jueves no habrá mucha gente”. Además, explicaba que durante los últimos días “cayó mucha nieve, especialmente en Pajares, donde hay lugares con espesores de seis metros”.

Esquiadores en Fuentes de Invierno.

Y precisamente esas precipitaciones de las últimas fechas permitieron que los complejos acumularan los espesores suficientes como para garantizar que las pistas estarán perfectas para recibir a los usuarios. En Pajares ya llevan varios días trabajando en adecentar los recorridos, pisando la nieve y dejando la estación lista para recibir a los primeros usuarios. Mientras, en el complejo allerano, ayer comenzaron con estos trabajos. La nieve caída obligó a cerrar al tráfico durante unos días el puerto de San Isidro, por lo que hasta ayer no se pudieron iniciar las labores de mantenimiento y preparación.

Lo que todavía es una incógnita es la oferta que pondrán en marcha los complejos invernales asturianos para los primeros días de temporada, ya que se espera que de cara al fin de semana y el puente, ambos funcionen al cien por cien. En el caso de Pajares, y según el mapa de pistas, se podrían abrir hasta 39 itinerarios distintos (11 pistas de dificultad verde, 10 azules, 14 rojas y 4 negras). Queda por ver que remontes se pondrán en funcionamiento, previsión de la que se informará hoy mismo.

En el complejo allerano de Fuentes de Invierno, el dominio máximo esquiable es de algo más de ocho kilómetros, que se dividen en 15 pistas (3 verdes, 3 azules, 6 rojas y 3 negras). En total hay cinco remontes: tres telesillas, un telesquí y una cinta para debutantes. En esta caso, también será hoy cuando se defina la oferta.

Si en Asturias será mañana, jueves, cuando abran las estaciones, en la vecina provincia de León ya se podrá disfrutar del deporte blanco desde hoy mismo. El complejo de San Isidro ha anunciado su inicio de temporada con la apertura de siete kilómetros esquiables en el sector de Cebolledo. Unas pistas que tendrá espesores de nieve de entre 50 y 120 centímetros. Desde los medios oficiales de la estación también se informa que el resto del complejo irá abriendo progresivamente. En el caso de Leitariegos, se pondrán en marcha diez de sus trece pistas, lo que equivale a un dominio esquiable de 5,75 kilómetros, que se reparten en diez pistas.

La confirmación de la apertura de las estaciones es una gran noticia también para el sector hostelero, que ya había constatado un notable interés por parte de esquiadores y turistas, aunque las reservas aún no había cristalizado. Esperan que a partir de hoy, las plazas se vayan agotando hasta llenar al cien por ciento.

Tarifas congeladas para fomentar los abonos

El Gobierno del Principado ha tomado la decisión de congelar los precios para la temporada de esquí que comenzará en apenas un día. De esta forma, los forfaits diarios más caros (adultos) tendrán un coste de 29 euros en temporada alta (fines de semana y festivos) y 23 euros en temporada baja en Pajares y de 27 y 21 euros respectivamente en Fuentes de Invierno. El abono anual más caro, válido para ambas estaciones, costará 298 euros.

Compartir el artículo

stats