Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Multan a empresas de Fábrica de Mieres por limpiar un canal y evitar inundaciones

Los afectados pidieron a Hidrográfica y al Ayuntamiento que intervinieran en la zona conflictiva: “Se tiraron la pelota de un tejado a otro sin actuar”

La zona próxima al canal que limpiaron los empresarios, anegada de nuevo estos días.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico informó a los empresarios del polígono de Fábrica de Mieres, el 25 de febrero de 2020, de que la limpieza del arroyo La Rebollada era competencia del Ayuntamiento de Mieres. Por su parte, la Administración local replicó que la tarea debía ser asumida por la citada administración estatal, quedando los empresarios indefensos ante las continuas crecidas del canal, que periódicamente inundaba naves y viales. En este contexto, la asociación empresarial del parque mierense decidió retirar del cauce parte de la tierra que lo obstruía. Hidrográfica, tras rechazar inicialmente su competencia para limpiar el problemático paso fluvial, ha sancionado a los empresarios por sanear el arroyo.

“Las administraciones se tiran la pelota de un tejado a otro, sin asumir responsabilidades. Pero cuando decidimos meter nosotros una pala y limpiar el cauce para evitar las inundaciones resulta que nos sancionan”, apuntan los portavoces de la asociación empresarial del polígono de Fábrica de Mieres. “Sufrimos una intolerable indefensión y nos vemos abocados a una situación lamentable”.

La multa que ha llegado a los empresarios guarda relación con una limpieza realizada el pasado mes de mayo. Entonces, tras la negativa de Hidrográfica y del Ayuntamiento a atender las demandas del parque industrial, la asociación decidió desatascar la canal retirando maleza y tierra acumulada por el arrastre del agua. La desesperada medida les ha supuesto una sanción de 300 euros por parte del organismo estatal que gestiona los cauces fluviales.

Con las lluvias de los últimos días varias naves del polígono se han vuelto a inundar. Los empresarios ya no saben qué hacer. “Esto es una vergüenza”, aseguran impotentes. “Hidrográfica nos dice que debe ser el Ayuntamiento el que asuma las tareas de limpieza y desde el ámbito municipal defienden lo contrario”, explican los portavoces de la asociación del polígono mierense. Tampoco pueden tomar medidas por su cuenta, ya que en caso de hacerlo Hidrográfica les multaría de nuevo.

El problema radica en que la falta de mantenimiento de la canal ha provocado que la acumulación de tierra y maleza prácticamente haya obstruido un tramo de unos 200 metros de longitud. “Cuando llueve, el cauce se desborda. Es una situación insostenible”, apuntan los afectados.

Los empresarios afirman que debería ser CHC la que asumiera la limpieza el arroyo. Ahora bien, no eximen de responsabilidad al Ayuntamiento: “La Administración local debería haber asumido un papel mucho más activo a la hora de reclamar que se abordara una actuación en el río”.

Representantes de CHC han llegado a visitar la zona. En un informe recogen las deficiencias detectadas. Los técnicos estatales indican que en esta área es necesario un “desbroce para despejar la franja de terreno aledaña al canal, incluyendo el corte de zarzas y arbolado, con carga y transporte a vertedero”. Más importante es la necesidad de “limpieza y retirada de materiales sedimentados en la traza del canal”, que hacen que cuando llueve mucho se desborde.

De momento, han tenido que ser los propios empresarios del polígono los que se encarguen periódicamente de extraer tierra del canal: “Es una molestia y un gasto que no deberíamos asumir nosotros”. Ahora, ya no pueden ni asumir esa tarea ante la amenaza de sanciones.

Compartir el artículo

stats