Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arreglo de la carretera de Turón requerirá cinco muros y tres escolleras

La actuación ya aprobada, de 1,6 millones, se centrará en dos tramos: el de Figaredo, con inundaciones, y la zona de Urbiés, con argayos

La mayor inundación que sufrió la carretera de Turón, a la altura de Figaredo.

El arreglo de la carretera entre Mieres y San Martín del Rey Aurelio por Turón se centrará en dos tramos especialmente peligrosos. La actuación aprobada la pasada semana por el Consejo de Gobierno del Principado contempla habilitar varios muros de contención en las inmediaciones de Peñule y mejorar la estabilidad de la calzada con escolleras en el entorno de Urbiés, sobre todo en la vertiente que conecta con la comarca del Nalón, cuyo firme está muy deterioro. En el caso de las primera de las citadas zonas, el objetivo primordial será acabar con las constantes inundaciones que provoca la crecida del río durante los periodos de intensas lluvias.

La actuación se desarrollará entre las localidades de Sotrondio, en San Martín del Rey Aurelio, y Figaredo, en Mieres. En ella se invertirán 1,6 millones de euros para limpiar y desbrozar los 26 kilómetros del vial y construir cinco muros de hormigón y tres escolleras. Ahora bien, el grueso de los trabajos se concentraran especialmente en los dos citados tramos de la conocida como carretera general de Turón (AS-337).

Las zonas más problemáticas se localizan a lo largo de cuatro kilómetros entre Figaredo y La Cuadriella. En este punto las obras conllevarán acabar con los constantes y ya citados problemas de inundaciones que se registran en el entorno de Figaredo sistemáticamente cada vez que hay un aguacero de cierta consideración. El segundo tramo abarca casi dos kilómetros a la altura de Urbiés. Finalmente, se actuará en los cuatro primeros kilómetros de la calzada desde la vertiente sotrondina.

El Gobierno regional explicó que los trabajos comenzarán con la limpieza general de la carretera en toda su longitud, “incluyendo el reperfilado de bordes y cunetas, con retirada de aterramientos y vegetación bajo barreras de seguridad”. Se procederá a un desbroce mecánico y manual de taludes y márgenes “hasta cinco metros a cada lado de las aristas exteriores”. En los ya citados tres puntos claves de la actuación se sustituirá la capa de rodadura. En varios puntos se procederá a dar solución al hundimiento de la carretera. También está previsto ejecutar varias escolleras para evitar argayos. En total, el importe de la actuación asciende 1.629.970 euros. El proyecto técnico desarrollado por la Consejería de Infraestructuras no contempla la necesidad de acometer ningún tipo de expropiación.

Esta concurrida calzada viene generando problemas desde hace años. Las inundaciones en las inmediaciones de Figaredo vienen generando quejas en Turón desde hace mucho tiempo.

La carretera , además, tuvo que cortarse en 2019 durante tres semanas como consecuencia de las obras de reparación de un hundimiento ocurrido a la altura del núcleo de Perabeles (San Martín del Rey Aurelio). Fue necesario tras un hundimiento que afectó a gran parte de la sección transversal del vial, dificultando el paso de vehículos.

Compartir el artículo

stats