El Gobierno de Asturias ha activado el Plan Territorial de Protección Civil del Principado (Platerpa) en su situación 0 ante el deslizamiento de la ladera que ha provocado argayos en las carreteras LA-7 y LA-8, en Langreo, que proceden de la presión sobre el terreno que ejerce la cercana escombrera de Hunosa. La carretera de acceso a La Nueva, en Langreo, la vía LA-7, que sube desde Ciaño por el valle de Samuño, quedó cortada esta mañana tras sufrir un desprendimiento que hacía imposible la circulación de vehículos. La zona afectada está cerca del argayo que cortó al acceso a la localidad de Pampiedra y otros seis núcleos el pasado miércoles, en la LA-8.

El estado en el que quedó la vía.

El corte en la carretera de acceso a La Nueva comienza pasado El Cadavíu. Los habitantes de la zona “tienen a su disposición vías alternativas para llegar a sus viviendas”, indicó el Ayuntamiento. Este desprendimiento ha obligado a suspender las visitas al Ecomuseo Minero del Valle de Samuño, al que se accede por la LA-7. La estación de salida del tren turístico está ubicada en El Cadavíu, más abajo de la zona, separada por escasos metros, en la que se produjeron los dos deslizamientos de terreno.

El Ayuntamiento de Langreo tiene establecido un teléfono de avisos para todos los vecinos de las zonas afectadas. Estará atendido las 24 horas del día por la Policía Local. El número es el 985 67 87 80. En él pueden dejarse avisos de incidencias o emergencias. Los vecinos que necesiten desplazarse y no puedan hacerlo por sus propios medios también pueden solicitar ahí la ayuda de vehículos todoterreno del Ayuntamiento y de Protección Civil, que sí pueden acceder a todos los núcleos afectados.

Los pueblos y viviendas afectados por el argayu en la carretera LA-8 son: Vistalegre, Pampiedra, La Corra, El Fresnedal, El Carril, El Salguiu, La Canga, El Corralón y La Texuca. La carretera está cortada pero todos tienen ya suministro eléctrico. El corte de la LA-7 dificulta el acceso a La Nueva y a los pueblos de los alrededores. El argayu cortó el suministro de agua a La Nueva. Aguas de Langreo trabaja ya en el restablecimiento del servicio.

El viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, que se encuentra en la zona desde por la mañana, aseguró que "la situación supera lo que es un corte de una carretera convencional, es un deslizamiento de una antigua escombrera que ha creado un argayo, imposibilitando el acceso a estas localidades; es una situación compleja y hay una preocupación porque supera la afección de un argayo convencional". A la zona se trasladaron también la consejera de Presidencia, Rita Camblor, y la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú.