Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Instituto de Biodiversidad dota a Asturias de un arma contra el cambio climático

Un equipo de 27 investigadores evaluará desde el campus de Mieres la salud de los ecosistemas para “articular actuaciones ambientales”

Por la izquierda, Rosa Menéndez, Ignacio Villaverde y Borja Sánchez, destapando la placa que identifica la presencia del IMBI en Barredo.

El campus de Mieres ya cuenta con el primero de los institutos cuya comprometida implantación deben convertir las instalaciones de Barredo en un referente de la investigación dentro de la Universidad de Oviedo. El Instituto Mixto de Investigación en Biodiversidad (IMBI) es ya una realidad, con un equipo de 27 investigadores, incluido personal técnico de apoyo y estudiantes de doctorados. “Próximamente contaremos también con personal administrativo”, explicó la directora del programa, Paola Laiolo.

El acto inaugural del esperado instituto contó con la presencia en el campus del rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde; la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez; y el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez. Paola Laiolo explicó que el IMBI será el instituto de ecología terrestre de referencia para el norte de España. Trabajará en coordinación con el Centro Oceanográfico de Gijón. “La labor que se realizará puede equipararse, por ejemplo, a la de la estación biológica de Doñana”, apuntó la directora. Y añadió: “Tenemos un único departamento de diversidad y cambio global, pero luego contamos con distintos grupos de investigación que se ocupan, por ejemplo, de analizar como se distribuye la biodiversidad , como se genera y como se conserva”. También se aborda “la gestión de las especies, tanto las que generan conflictos con la presencia humana, como las que se encuentran amenazadas o puedan tener interés cinegético”. El objetivo final es “tratar la crisis de la biodiversidad”.

El instituto dará continuidad al trabajo que ya venía realizando la unidad mixta dirigida por Paola Laiolo, aunque ahora con mayor “estabilidad e institucionalidad”. El IMBI se crea con la finalidad de llevar a cabo, “en un marco de colaboración, actividades de investigación, formación, transferencia y divulgación en el ámbito de la biodiversidad y cambio global, promoviendo un enfoque interdisciplinar”.

El CSIC

Rosa Menéndez destacó que la biodiversidad “es parte del patrimonio natural de la humanidad”. La directora del CSIC recalcó igualmente que las tres instituciones participantes en este proyecto aunaran “esfuerzos y recursos para abordar la biodiversidad en todos sus niveles y escalas, desde los genes hasta los ecosistemas, estudiando su variabilidad en el espacio y en el tiempo, así como sus amenazas y conservación” . Asturias, matizó Menéndez, debe consolidarse como un referente en el estudio de los recursos naturales. “El instituto será clave para acometerlos retos científicos que servirán de base para la gestión sostenible de los espacios naturales, así como para afrontar la perdida de biodiversidad”. El instituto ocupa un amplio espacio en la quinta planta del edificio de investigación del campus de Mieres.

Ignacio Villaverde se mostró ayer ilusionado con el trabajo que desempeñará el equipo de investigadores dirigido por Paola Laiolo: “Potenciar el ámbito de la investigación en el marco de la biodiversidad es algo urgente y necesario para afrontar con las mayores garantías posibles la lucha contra el cambio climático”. El nuevo instituto, a juicio del Rector, deberá promover “la suma de los muchos pequeños cambios que necesitamos”.

Villaverde valoró la ubicación del instituto en Mieres: “Se están poniendo las piedras para lograr el gran campus ligado a la investigación que buscamos”. En este sentido anunció que a principios de este próximo año “deberemos cerrar la puesta en marcha del Instituto de Patrimonio Cultural que tendrá su sede en Mieres, convirtiéndose en una nueva pieza más de ese proyecto que elaboramos al inicio de nuestro mandato”. También se trabaja en otro ambicioso proyecto, como es el Instituto de Recursos Naturales y Materias Primas. “A lo largo del año 2022 iremos poco a poco avanzando en la linea estratégica que nos marcamos”, subrayó Villaverde .

Borja Sánchez apuntó, por su parte, que el trabajo del IMBI permitirá “investigar sobre el cambio climático, dando respaldo a la articulación de actuaciones en esta materia”.

Compartir el artículo

stats