Las Cuencas perdieron en 25 años 46.600 habitantes: más de los que tiene Langreo

En el último ejercicio, en los diez concejos de las comarcas mineras la población cayó en 1.488 vecinos: el 1,12%, frente al 0,6% de Asturias

Vecinos hacen deporte en el paseo fluvial de Langreo.

Vecinos hacen deporte en el paseo fluvial de Langreo. / Juan Plaza

David Orihuela

David Orihuela

La pérdida de población sigue siendo una enfermedad endémica en las Cuencas. Pese a ello, el continuo descenso consolida su tendencia a atenuarse, iniciada el año pasado. El número de vecinos de las Cuencas era a uno de enero de 2021 de 131.719 personas, frente a los 133.207 vecinos que había un año antes. Así el descenso de la población en esos doce meses es del 1,12 por ciento, casi el doble de la media de Asturias, que sufrió un descenso poblacional del 0,60 por ciento en el mismo periodo al pasar de 1.018.784 a 1.011.792 habitantes. El 21 por ciento de los 6.998 habitantes que perdió Asturias son de los valles mineros.

En conjunto, en el último año, las Cuencas perdieron un total de 1.488 vecinos, algo menos de los 1.496 que habitantes que perdieron entre 2019 y 2020, y aún más lejos del descenso de 2.000 vecinos al año, que ha sido la tendencia en las últimas décadas. En los últimos 25 años, desde 1996, la comarca ha perdido 46.668 habitantes, más de un 26 por ciento de su población y una cifra que supera con creces el número de vecinos que tienen en la actualidad cualquiera de los dos concejos más poblados de los valles del Caudal y del Nalón, Mieres, con 37.026 habitantes, o Langreo, con un total de 38.683 vecinos. En ese cuarto de siglo los concejos del Caudal perdieron un 28,9 por ciento de su población, un total de 25.342 vecinos. Los municipios del valle del Nalón vieron como su población descendía un 23,5 por ciento, 21.326 personas.

En todo caso, en los últimos hay una pequeña excepción que confirma la regla del descenso de población. El concejo de Sobrescobio sigue ganando habitantes. El año pasado se empadronaron en el municipio menos poblado de los valles mineros asturianos un total de 15 nuevos vecinos, lo que multiplica por cinco los tres habitantes que había ganado el concejo entre 2019 y 2020 y lo que parece dar aún más veracidad a la teoría de que la pandemia ha impulsado a muchas personas a decidirse a vivir en zonas rurales.

La comarca del Nalón sigue siendo la más poblada de las dos cuencas mineras asturianas. Los concejos de Langreo, San Martín del Rey Aurelio, Laviana, Sobrescobio y Caso suman en conjunto 69.372 habitantes, frente a los 62.347 vecinos que tienen los municipios de Mieres, Lena, Aller, Morcín y Riosa, que conforman la comarca del Caudal. Y ello pese a que el valle del Nalón, con 781 vecinos menos, pierde más habitantes que el del Caudal, con 707 habitantes menos que en 2020.

Los dos grandes concejos son los que más notan la pérdida de población en los valles mineros. Así, a la cabeza del descenso se sitúa Mieres, que ha visto como en un año perdía 511 habitantes quedándose en 37.026, casi la mitad de los 70.000 que llegó a tener en los años 60 del siglo pasado. En aquellos años, Mieres tenía más población de la que tiene ahora toda la cuenca del Caudal. En Langreo el número de vecinos descendió en 500 personas en el mismo periodo. El concejo tenía a uno de enero de 2021 un total de 36.683 habitantes, también muy lejos de los picos de más 60.000 vecinos que tuvo en los años 60 y que ahora solo se podría superar sumando la población de los tres municipios más poblados del Nalón, Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana.

En el Caudal, además del descenso de Mieres, Lena perdió 105 habitantes, Aller perdió 678, y Morcín y Riosa vieron como el número de sus vecinos descendía en 12 personas en cada uno de ellos.

En el Nalón, al descenso de población que encabeza Langreo, le siguen San Martín del Rey Aurelio, con 152 vecinos menos, Laviana, que pierde 128 habitantes, y Caso, que pierde 16 vecinos. El quinto, concejo, Sobrescobio, es el único que gana población.

En detalle, y además de los concejos más habitados de las Cuencas, la población de los valles mineros asturianos se distribuye de la siguiente forma. En el Nalón, San Martín del Rey Aurelio tiene 15.665 habitantes, Laviana suma 12.754 vecinos, Sobrescobio 829, y Caso 1.441. En el Caudal, Lena tiene 10.596 vecinos, en Aller hay 10.346 habitantes, en Morcín son 2.543, y en Riosa el número de habitantes es de 1.836.

La desindustrialización, el fracaso del cambio de modelo económico, la consiguiente falta de empleo, el envejecimiento de la población y la emigración, sobre todo de los jóvenes con mayor preparación han provocado una enfermedad, la de la despoblación, para la que de momento no se encuentra cura.

Suscríbete para seguir leyendo