Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Fue muy gordo; vimos humo y bajamos a la calle corriendo”, relatan los vecinos

Una vecina confinada por covid abandonó su vivienda gracias a otro inquilino: “Aporreó mi puerta y me enteré porque ni siquiera olí el humo”

Un grupo de personas en las inmediaciones de la vivienda en la que se produjo el suceso. | Miki López

“Si esto pasa por la noche podríamos haber tenido más problemas para salir”. El incendio ocurrido ayer en La Felguera dejó momentos de angustia entre los vecinos, que siguieron con tensión la intervención de los bomberos desde la calle. Se trata de un bloque de cinco alturas más bajocubierta, con 36 viviendas en total. A la zona también se acercaron otros vecinos de los pisos próximos, para interesarse por lo ocurrido, al ver el gran despliegue de bomberos y policía.

Una de las vecinas desalojadas no podía ocultar su conmoción por lo ocurrido, cuando todavía los bomberos registraban la vivienda para ver si había ocupantes en su interior. “Estamos impactados. Yo estoy confinada en casa por covid y me enteré del incendio por un vecino que comenzó a aporrear la puerta. Gracias a él me di cuenta de lo que pasaba porque he perdido el olfato y ni siquiera olí el humo. Ya es la tercera vez en poco tiempo. Si llega a ocurrir de noche podía haber ocurrido una gran tragedia”, indicó.

La misma opinión expresaban otros vecinos, una vez que se conoció la noticia de que la mujer hallada en el inmueble afectado por el fuego había fallecido, después de que los servicios sanitarios intentaran, sin éxito, reanimarla durante una hora aproximadamente. “Lo que pasó fue algo muy gordo. Si llega a pasar por la noche... entre que avisan y todo eso podríamos haber tenido más problemas para salir”, aseguró una vecina. Otra mujer que vive en el bloque relató que “una vecina estaba gritando para avisar y empezamos a ver humo por una de las ventanas. Entonces fue cuando bajamos a toda prisa a la calle”. El suceso se produjo en el portal 32 de la calle La Unión, un bloque de pisos situado junto a las instalaciones de la Policía Local y al lado también de la pinacoteca municipal.

Agentes municipales se acercaron de inmediato al edificio y también acudieron miembros de la Policía Nacional, junto a varios vehículos de bomberos y servicios sanitarios de emergencia. Los vecinos estuvieron fuera de sus casas durante algo más de tres horas. El desalojo se produjo sobre las cuatro y pudieron regresar a las siete y media de la tarde, una vez que las tareas realizadas por los bomberos y los controles pertinentes determinaron que no había riesgo para que volvieran a sus casas.

Compartir el artículo

stats