Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía prevé una “ardua investigación” para dilucidar el origen del incendio de Langreo en el que murió una mujer

Los agentes ya han tomado imágenes de la vivienda afectada por el fuego y recabarán testimonios de lo ocurrido entre los vecinos

Un agente toma fotografías en la vivienda afectada. | M. Á. G.

La Policía Nacional prevé una “ardua investigación” para determinar el origen del incendio que el pasado miércoles se cobró la vida de una mujer en una vivienda del número 32 de la calle La Unión, en Langreo. También explicó que se han presentado denuncias de vecinos como resultado de dos de los cinco incendios que se produjeron en la misma casa desde el pasado mes de agosto, aunque remarcaron que se centrar en el resarcimiento de los daños materiales sufridos, no en la presunta autoría de los fuegos.

Los agentes de la Policía Científica de la Comisaría Nacional de Policía de Langreo-San Martín del Rey Aurelio ya estuvieron el jueves en el inmueble afectado por las llamas para tomar imágenes de la casa. “También pasarán por allí en los próximos días agentes de la Policía Judicial y el especialista en incendios de la brigada provincial de la Policía Científica. Además de la búsqueda de indicios que puedan llevar al origen del fuego (dónde surgió el foco, cómo se propagó, si se utilizaron o no sustancias acelerantes...), también se hablará con los testigos que residen en el edificio, tal y como expusieron los responsables policiales.

Por todo ello, prevén una “investigación ardua” y prolongada en el tiempo, si bien no se aventuraron a dar un plazo para obtener un informe definitivo. “Hay que ver cómo va avanzando la investigación porque ahora mismo no descartamos ninguna vía”, aseguraron.

También aludieron las mismas fuentes a las denuncias presentadas por los vecinos con motivo de dos de los incendios. Indicaron que estuvieron centradas en los daños ocasionados por las llamas y no en cómo se produjeron.

El incendio del pasado miércoles, el quinto que se registraba en la misma vivienda desde agosto según indicaron los propios vecinos, tuvo un trágico desenlace al fallecer una mujer a la que se intentó reanimar sin éxito.

Compartir el artículo

stats