Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así era Mar Donate, la motorista langreana de 50 años fallecida en un accidente en Tineo: habladora, agradable e implicada en la lucha contra el cáncer

Mar Donate, madre de dos hijos, iba con su marido y otros seis amigos hacia La Espina cuando se produjo un accidente “fortuito e inexplicable”

Archivo - Agente de la Guardia Civil de Tráfico GUARDIA CIVIL - Archivo

“Fue un accidente fortuito, inexplicable”, aseguraba en la tarde de este sábado el motero Rafa Montes, que solo unas horas antes había visto morir ante sus ojos a una compañera entrañable de salidas a la carretera, María del Mar Donate Barreiro, langreana de 50 años, en una maldita curva de la carretera de La Espina a Tineo (AS-216). Serían las cinco y veinte de la tarde cuando ocurrió todo, en una curva amplia a la derecha, a la salida de la localidad tinetense de La Pereda. “Acabábamos de comer en El Crucero. Ibamos todos en línea, en un tramo sin baches, limpio. Entonces ella se fue contra el quitamiedos. Medio metro antes hubiese salido al prado. Dicen que murió en el acto, que se desnucó, pero eso lo dirá la autopsia”, narraba el motero a LA NUEVA ESPAÑA poco después de llegar a casa.

Mar Donate Barreiro, casada y madre de dos hijos, trabajaba en el colegio público José Bernardo de Langreo. También estaba muy involucrada en una asociación para solicitar más fondos contra el cáncer metastásico. Este sábado había salido a la carretera junto a su pareja, Carlos Javier Alonso, y otros seis compañeros, entre ellos Rafa Montes. De Langreo fueron hacia Cabruñana y luego a Tineo, donde tomaron un café. Ya de regreso, comieron en El Crucero y se disponían a tomar de nuevo la carretera nacional para regresar a Langreo cuando se produjo el fatal accidente. Los ocupantes de un vehículo que iba detrás y observaron cómo se produjo el accidente indicaron que había sido un accidente muy raro, sin razón aparente.

Mientras llegaba la ambulancia, le realizaron maniobras de reanimación sin éxito. El personal de la UVI Móvil desplazada solo pudo constatar el fallecimiento. El cuerpo quedó cubierto sobre la calzada bajo una manta, mientras se desplazaba hasta el lugar del accidente la comisión judicial para proceder al levantamiento del cadáver. La Guardia Civil de Tráfico también acudió a la zona para realizar el correspondiente atestado. En torno a las ocho de la tarde el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal por el un furgón de la Funeraria de la Uz de Tineo. La autopsia determinará la causa fehaciente de la muerte.

Lugar en el que tuvo lugar el accidente

“Muchos años de moto”

Mar Donate era una mujer “muy habladora y agradable, con muchos años de moto”, lo que hace aún más dura su pérdida para quienes la conocían.

La carretera entre La Espina y Tineo saltó trágicamente a las primeras páginas de los periódicos el pasado mes de marzo, con la triple colisión con una fallecida de El Pedregal, localidad situada a tres kilómetros y medio de La Pereda. En el siniestro de El Pedregal murió Lorena Pérez Feito, una mujer de 39 años de Muñás (Valdés). Este accidente causó una gran conmoción en toda Asturias.

Compartir el artículo

stats