Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empieza la Semana Blanca con la esperanza de que el covid permita la pernocta

Las estaciones de esquí comienzan a recibir escolares que por ahora no se quedan a dormir en espera de la mejora de la situación sanitaria

Alumnos del colegio de Fozaneldi, en Oviedo, ayer en Fuentes de Invierno. | Escuela de esquí Fuentes de Invierno

Los responsables de la estación de esquí de Fuentes de Invierno, en Aller, estaban ayer “muy felices” de recibir a los 39 niños del colegio ovetense de Fozaneldi, los primeros en participar en la edición de este año de la Semana Blanca. Pero estarían aún más si esos niños se quedasen a dormir en el entorno de la estación. La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, desaconseja este año la pernocta de los menores durante la Semana Blanca debido a la situación sanitaria, así que los pequeños suben y bajan cada día a la estación.

Armando Valdés, responsable de “Aller Experiencias”, asociación que agrupa a quince empresas del valle, entre las que se encuentran establecimientos hosteleros y hoteleros y la Escuela de Esquí de Fuentes de Invierno, espera que esta Semana Blanca permita “recuperar las cifras de participación de la temporada previa a la pandemia, la última edición completa (2018-2019), en la que acudieron 3.400 escolares”.

Desde “Aller Experiencias” se ha lanzado un programa dentro de la Semana Blanca en el que ponen gratis en autobús si el número de niños supera los 35 alumnos, una iniciativa que ha sido muy bien acogida por los centros escolares asturianos. De este modo se logra mantener la actividad aunque los niños no se queden a dormir.

Escolares ayer en Fuentes de Invierno. Escuela de Esquí Fuentes de Invierno

Aún así, Valdés confía en la evolución, para bien, de la pandemia. El empresario espera que en unas semanas, para mediados o finales del próximo mes de febrero, la situación sanitaria sea sensiblemente mejor que la actual y los pequeños esquiadores puedan cumplir también con ese rito iniciático de la Semana Blanca que es dormir con sus compañeros.

La Semana Blanca, impulsada por la Consejería de Cultura, Política Lingüística y Turismo, a través de la Dirección General de Deportes del Principado, comenzó ayer y en principio se prolongará hasta el final de la temporada, el próximo 17 de abril, siempre que las condiciones meteorológicas y la existencia de nieve lo permitan.

La actividad está dirigida a todos los centros educativos públicos y concertados del Principado, tanto de Primaria como de Secundaria, así como a los colegios de educación especial.

El principal objetivo de la misma es fomentar el acercamiento al deporte blanco entre los escolares, además de la convivencia y el contacto con la naturaleza. Una propuesta que, además, refuerza a las dos estaciones asturianas.

Niños en la Semana Blanca de Pajares en una edición anterior. | Valgrande-Pajares

El programa, como en campañas anteriores, podrá tener una duración de uno a cinco días e incluye alojamiento, alquiler del equipo y clases de esquí, además de un forfait que da derecho a acceso ilimitado a los remontes en funcionamiento durante el período solicitado.

En esta ocasión la Consejería publicó el pasado día cinco de enero una recomendación en la que proponía suspender las actividades extraescolares que supongan la pernocta de alumnos.

Compartir el artículo

stats