Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos abogan por un radar que frene las imprudencias, “sin afán recaudatorio”

El movimiento asociativo recalca la importancia de que el nuevo dispositivo funcione en Mieres durante las noches del fin de semana

Arsenio Díaz. FERNANDO GEIJO

La Agrupación Vecinal de Mieres pidió ayer al gobierno local que el nuevo radar móvil que acaba de poner en servicio el Ayuntamiento no tenga una finalidad “recaudatoria”. El presidente de la citada plataforma, Arsenio Díaz Marentes, explicó que las asociaciones apoyan la adquisición del dispositivo siempre que su uso sea “disuasorio”.

El movimiento vecinal interpreta que el nuevo radar será un instrumento “positivo y eficaz” si se emplea para erradicar “imprudencias”. Las asociaciones precisan que el nuevo sistema de control debe servir, entre otras funciones, para combatir la organización de “carreras ilegales” de coches. Por ello, la Agrupación Vecinal de Mieres demanda que el radar se active con cierta periodicidad en las zonas que vienen generando quejas por las citadas prácticas. Del mismo modo, el colectivo demanda que se organicen controles los fines de semana, al concentrarse en estos días la mayoría de incumplimientos.

Para la sociedad civil es esencial que el radar se active durante las noches. “Todos sabemos que las madrugadas del fin de semana son especialmente conflictivas en distintos puntos de nuestra red de carreteras”, remarca Díaz Marentes. El presidente de la Agrupación Vecinal de Mieres recoge el sentir de numerosas asociaciones: “El problema de las carreras ilegales está muy extendido en el municipio y todos sabemos cuáles son los puntos conflictivos. Ahora, lo que hace falta es que el radar se convierta en una herramienta efectiva, ejerciendo una función disuasoria”.

La finalidad

El Ayuntamiento de Mieres y la Policía Local ya han anunciado que el nuevo radar móvil municipal entrará en funcionamiento “con carácter inmediato reforzando así la lucha contra los excesos de velocidad en el concejo”. Este dispositivo ha sido adquirido por el Consistorio con el objetivo de poder controlar la velocidad en las calles y carreteras del concejo, sobre todo en los puntos negros en los que suelen producirse más accidentes y más excesos de velocidad, así como en aquellos lugares en los que el movimiento vecinal ha venido reclamando más controles, sobre todo en horario nocturno.

El nuevo cinemómetro portátil se podrá utilizar tanto por el día como por la noche. La Policía Local adelantó ayer que se instalará en distintos puntos del concejo, tanto en las principales calles del casco urbano (Bazuelo, Ramón y Cajal, Gonzalo Gutiérrez Quirós, Santa Marina, paseo fluvial, Gonzalín…) como en el resto de núcleos del municipio (Sueros, Ujo, Turón, Santa Cruz, Figaredo, Rioturbio...).

Compartir el artículo

stats