Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto para Tanes: dos hangares de piraguas, vestuarios y un centro de información

Estos servicios estarán en dos construcciones separadas por un sendero de 600 metros y se suman a los dos embarcaderos del embalse

El embalse de Tanes, en el parque natural de Redes. | L. M. D.

El proyecto de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial para que se navegue en el embalse de Tanes incluye la instalación de dos naves además de los dos embarcaderos. Una de las construcciones tendría unas dimensiones de tres por dieciséis metros. Se utilizaría como hangar de piraguas además de funcionar con el centro de información y de gestión de las instalaciones. La adecuación de un área recreativa es otro de los trabajos previstos para ejecutar junto al pantano casín al suroeste del pueblo.

Así consta en la solicitud de autorización de obras que el Principado ha presentado ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Al oeste de Tanes se instalará una nave de servicios. Ambas zonas están conectadas por un sendero peatonal de 600 metros de longitud, en el que se realizarán labores de mejora.

La construcción, que medirá dieciséis por diez metros, dispondrá de aseos y vestuarios. También se utilizará como hangar de piraguas además de como zona de lavado y desinfección para las embarcaciones y los equipos acuáticos. Las instalaciones que construirá la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial se completan con dos embarcaderos. Uno, el que utilice la Federación Asturiana de Piragüismo, será desmontable y de plástico. Los deportistas podrán colocar el pantalán solo cuando lo necesiten.

El otro embarcadero tendrá estructura fija con pantalán flotante en madera y acero galvanizado. Será utilizado por vecinos y visitantes y gestionado mediante una concesión. El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, aseguró, en la Junta General, que será el Ayuntamiento de Caso el que otorgue la explotación a “una iniciativa que genere valor añadido a esta actividad”, con el embalse de Valdemurio como ejemplo.

Una de las opciones podría ser que la Federación Asturiana de Piragüismo fuese el concesionario, indicó meses atrás el Alcalde, Miguel Fernández. Ese es uno de los puntos que quedan por despejar del proyecto.

La navegación en el embalse de Tanes estará permitida durante todo el año, con un máximo 33 embarcaciones sin motor de forma simultánea, más nueve de la Federación Asturiana de Piragüismo para entrenamiento deportivo. Sin embargo, en las competiciones podrían ascender a 80, según consta en la resolución de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial que fija las normas de utilización del pantano casín para el uso lúdico y deportivo. El número máximo de embarcaciones permitidas en los dos embarcaderos del pantano casín será de cien y deberán estar identificadas individualmente.

Las embarcaciones que se utilicen deberán ser “cautivas”, “sin uso previo en otras aguas y condicionada a no salir con posterior retorno de las aguas de embalse de Tanes (con excepción de las embarcaciones utilizadas en labores de salvamento, protección civil y policía)”. Y aunque las pruebas deportivas no estaban autorizadas inicialmente fueron incluidas después entre las actividades permitidas. El reglamento refleja que el número máximo de competiciones que pueden ser organizadas por la Federación Asturiana de Piragüismo cada año son ocho.

En estas citas deportivas, para “evitar los efectos negativos que conllevaría la introducción de especies invasoras o perjudiciales para el medio acuático, será obligatorio habilitar junto con el resto de instalaciones, un área para la limpieza y desinfección de embarcaciones y equipos procedentes del exterior que hayan navegado fuera del ámbito del embalse” casín, refleja la resolución. Hay un protocolo marcado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que fija que se tienen que “retirar los residuos y el material adherido al casco de la embarcación, con aplicación de sistema mecánico de limpieza y adición de agua caliente a presión”, explica.

La resolución del Principado limita la navegación en las modalidades sin motor y prohíbe el baño en el pantano casín, que suministra agua al área central. Los empresarios del parque natural de Redes reclaman que las obras necesarias para que se pueda navegar en el embalse de Tanes se inicien cuanto antes y están dispuestos, si esto no ocurre, a movilizarse. Así lo aseguró el presidente del colectivo Redes Natural, Fito González, que indicó que está en el aire que se puedan organizar competiciones deportivas ya que “Cadasa no quiere que entre al pantano ninguna piragua que no sea cautiva”.

Compartir el artículo

stats