Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La historia del concejo foto a foto: El retrato del Mieres que atisbó León Costales

El Muséu del Pueblu d´Asturies recupera fotografías del cronista local, con José Luis Argüelles como narrador | El libro se presenta esta tarde en la Casa de Cultura mierense

Varios clientes, en un bar de la Güeria San Xuan Costales

El periodista José Luis Argüelles converge con Julio León Costales (1930-2010) en muchos aspectos. Un tenue parentesco antecede a dos rasgos de afinidad de mayor sustancia. Ambos han sido en sus respectivas etapas vitales incisivos observadores, aún desde distintos enfoques, de las peculiaridades y transformaciones de la sociedad mierense. Además, sus raíces surgen del valle de San Juan, tal vez el más olvidado de los linajes de la industrialización asturiana. Esta sincronía da sentido a la elección de Argüelles como relator del libro “Julio León Costales, fotógrafo de la Güeria de San Xuan (1956-1969)”.

La iniciativa del Muséu del Pueblu d’Asturies, que será presentada esta tarde (20 horas) en la Casa de Cultura de Mieres, recoge una selección de un centenar de imágenes tomadas por León Costales durante casi tres lustros en los pueblos y aldeas del valle mierense del río San Xuan. “Se trata de una serie de fotografías que recogen muy bien un mundo que está desapareciendo, sino ha desaparecido ya”, explica Argüelles.

El tiempo y el espacio quedan en este trabajo enmarcados en un contexto socioecómico que la atinada y casi siempre tímida mirada de León Costales retrata en decenas de semblanzas. “Hay que tener en cuenta que el valle de San Juan aúna lo industrial y lo campesino, desempeñando un papel de puente entre ambos mundos”, subraya Argüelles. El escritor mierense apela a la herencia de pozos como Tres Amigos y Polio. “El sindicalismo moderno de clase irrumpió en este valle, con la fundación del SOMA en Vegadotos”.

Participantes en una procesión celebrada en el valle de San Juan.

Esta colección fotográfica, de gran valor artístico y antropológico, va acompañada de una minuciosa introducción en la que Argüelles explica el contexto de las fotos y traza un perfil biográfico de su autor. Julio León Costales, como otros muchos mierenses lúcidos en la diagnosis de la idiosincrasia del territorio, ha carecido muy posiblemente de un reconocimiento justo en su ciudad. “Aunque fue el cronista oficioso, nunca llegó a ostentar este merecido título de manera oficial”, lamenta el narrador del libro. “Uno de los problemas de Mieres es que no ha prestado suficiente atención a su rico pasado, como prueba el hecho de que en el municipio no haya ni un solo museo donde mostrar el legado minero y siderúrgico, por ejemplo”, añade Argüelles.

Un grupo de niños posan junto a un motorista.

Julio León Costales es recordado como una persona discreta, extremadamente tímido, pero apasionado de todo aquello que tuviera que ver con Asturias y los asturianos. Fue funcionario del Ayuntamiento de Mieres durante casi cuatro décadas y se ocupó varios años del Archivo Municipal. Los responsables del Muséu del Pueblu d’Asturies lo recuerdan como “restaurador de capillas derruidas, infatigable caminante por los pueblos asturianos, coleccionista y etnógrafo aficionado, además de casi secreto compositor de asturianadas”. En 1986 fue distinguido con el galardón “Mierense del año”.

Mieres y el valle de San Juan en particular reclamaron su constante atención, con inquietudes que plasmó en numerosas crónicas y cartas al director en LA NUEVA ESPAÑA, el diario que sentía como suyo. El “tímido de la Leica”, según lo retrata Argüelles, dejó un archivo fotográfico de más de cuatro mil imágenes que proponen “una muy rica y emocionante galería humana”. Este conjunto, donado por la familia de León Costales al Muséu del Pueblu d’Asturies, documenta además un tipo de vida a punto de desaparecer, o que ya ha desaparecido, en el que conviven los modos tradicionales ligados a la agricultura y la ganadería con los derivados de la fuerte industrialización que vivieron Mieres y la Güeria de San Xuan a partir de la segunda década del siglo XIX.

La sensible mirada de León Costales volverá esta tarde a reflejarse en Mieres. Será a partir de las ocho en la Casa de Cultura.

Compartir el artículo

stats