Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pista del Beiro sigue cerrada más de tres años después de su inundación

Las lluvias dañaron las instalaciones en enero de 2019, la reparación se adjudicó en abril de 2021 y las obras todavía no han concluido

Las obras para reparar la pista, el pasado mes de septiembre. | E. P.

Han pasado más de tres años y la pista polideportiva del complejo Juan Carlos Beiro de Langreo sigue inutilizada. Las intensas lluvias de los días 24 y 25 de enero de 2019 se produjeron un colapso en la red de saneamiento en la calle de acceso principal a las instalaciones, lo que provocó la inundación de la cancha. El nivel del agua alcanzó esos días una altura de cinco centímetros, cubriendo la totalidad de la planta del edificio. El pavimento de la pista quedó muy dañado y la instalación no se ha podido utilizar desde entonces.

El Gobierno del Principado presupuestó la obra en 224.236 euros, una cantidad que apareció reflejada durante dos años seguidos (2020 y 2021) en las cuentas regionales. La Dirección General de Deportes del Principado se había marcado finales de 2020 como plazo límite para iniciar los trabajos de reparación, pero no fue así.

El arreglo de la pista se adjudicó el pasado mes de abril, veintisiete meses después de su inundación. El presupuesto de licitación de la reparación de la pista polideportiva del Juan Carlos Beiro era de un total de 233.709 euros, que la sociedad adjudicataria rebajó hasta los 199.650 euros. Los trabajos tenían un plazo máximo de ejecución de tres, con lo que deberían haber estado terminados después del pasado verano. Tampoco. La obra para colocar el nuevo pavimento de la cancha se retrasó de nuevo por la aparición de algunos desniveles en el suelo que ha habido que corregir, generando un nuevo retraso en la reparación de las instalaciones.

Arreglo

En la actualidad, los trabajos que se están acometiendo en la pista se centran en la instalación de parqué industrial de madera colocado al canto formado por tablillas de madera de roble. Antes de optar por esta solución se analizaron varios tipos de superficies deportivas de interior que suelen instalarse en esta clase de instalaciones como el parqué, PVC y caucho. También se mantuvieron reuniones con varios instaladores especializados y se visitaron varios pabellones para comprobar la evolución de esos materiales con el tiempo y su durabilidad.

Desde aquellos días de lluvia de hace más de tres años, los langreanos no han podido utilizar la pista polideportiva del complejo Juan Carlos Beiro, el principal pabellón deportivo del concejo, en el que se celebraban todo tipo de actividades, algunas con carácter hasta nacional.

Compartir el artículo

stats