Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón reclama a Iberdrola y Naturgy “proyectos reales ligados al territorio”

El presidente del Principado reclama a la UE que termine con el sistema “marginalista” y regule la adaptación de los precios de la energía

Adrián Barbón sostiene en brazos a Martina, la hija de Gimena Llamedo, con quien conversa antes de iniciarse el acto en homenaje a Manuel Llaneza. | Fernando Rodríguez

El presidente del Principado y secretario general de la FSA, Adrián Barbón, fue ayer uno de los asistentes al acto en homenaje a Manuel Llaneza. Allí reivindicó el trabajo del Gobierno central en los dos últimos años, y demandó al a UE una nueva regulación de los precios de la energía que evite el incremento actual de la factura. Y lanzó un mensaje claro a las empresas eléctricas Naturgy e Iberdrola tras cerrar sus centrales térmicas n Asturias: “Que se pongan las pilas y presentes proyectos reales ligados al territorio”.

Cuestionado sobre la transición justa y los proyectos de reactivación, el Presidente se fijó en las eléctricas. “Lo primero hay que situar la responsabilidad en las empresas que no hicieron las obras de adaptación para su térmicas. Y esas son las mismas empresas que no se están poniendo las pilas en proyectos alternativos”, dijo, sin citarlas, en referencia a Naturgy e Iberdrola. “Estas empresas deben de presentar proyectos reales ligados al territorio por una cuestión de justicia”, agregó jefe del Ejecutivo asturiano.

Asistentes en el cementerio civil de Mieres.

Barbón recordó su presencia en Mieres hace dos años, en el último homenaje presencial a Manuel Llaneza, y sus reivindicaciones de entonces. “Hace dos años acababa de constituirse el Gobierno de coalición y teníamos retos por delante”, explicaba, para comenzar a enumerar peticiones y logros. Empezó con los fondos mineros “que se habían paralizado con el Gobierno de Rajoy, y que hoy se están tramitando”, permitiendo inversiones en las Cuencas mineras.

También hizo alusión el Presidente a la demanda de entonces para que subiera el salario mínimo, “que hoy llega a los mil euros”. Subrayó que “había una reforma laboral que concedía un privilegio a las empresas sobre los trabajadores, y que ahora, gracias al acuerdo del Gobierno con los sindicatos y la patronal, tenemos un nuevo marco”. Las pensiones o la violencia de género, también formaron parte de ese repaso de Barbón, que exigió “un tratamiento singular para las comarcas mineras porque es”, dijo, “una cuestión de justicia”.

Para Barbón, la gran amenaza que ahora se cierne sobre estas comarcas son “los costes de las materias primas que lo estarán encareciendo todo”, algo que ejemplificó en el hospital de Cabueñes “que costaba 45 o 46 millones y ahora supera los 80 millones”. “Es una realidad que modifica la capacidad inversora del Principado”, apuntó.

Barbón también quiso lanzar un mensaje a la UE, más aún con la invasión de Ucrania por parte de Rusia al respecto de los precios de la energía. “La UE se tiene que tomar en serio esta situación, la guerra tiene que hacernos reflexionar sobre la puesta a punto del mecanismo de adaptación de precios, eliminar el sistema marginalista y que no estemos pagando con el precio de las renovables el coste del gas, que ya antes era alto y que ahora con la guerra, será más”.

Por último, Barbón se refirió a la guerra de Ucrania, y abrió la puerta de la región al acogimiento de refugiados: “Nosotros abrimos las puertas a la posibilidad de acoger refugiados, como también ponemos a disposición camas hospitalarias”. El presidente reiteró “la solidaridad del Gobierno de Asturias con los ciudadanos ucranianos que viven en Asturias”, y finalizó asegurando que “el culpable no es el pueblo ruso, el culpable es Putin, esa ola de ultra nacionalismo, esos aires de autócrata y de grandeza, y que quiere pasar a la historia generando un gran conflicto a nivel internacional”.

Compartir el artículo

stats