Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz verde al desarrollo de una “variante” del gasoducto León-Oviedo en Lena

Las obras afectan a 4 kilómetros y tendrán que cumplir con estrictas exigencias ambientales

Un tren en pruebas circula por la zona de la Variante de Pajares en Lena, donde se tiene que cambiar el gasoducto que une Asturias con León. | Miki López

La dirección general de Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica ha dado su visto bueno al proyecto para construir una “variante” del actual gasoducto León-Oviedo, en la zona de la Variante de Pajares, en el límite entre los municipios de Lena (Asturias) y Villamanín (León). Esta modificación del actual trazao del gasoducto se debe llevar a cabo como consecuencia de otras obras que se están llevando a cabo en la Variante de Pajares, ya próxima a su conclusión.

En el proyecto presentado al Ministerio, la empresa Enagás presentaba tres alternativas distintas para afrontar la “modificación del trazado del gasoducto León-Oviedo entre el punto kilométrico 62,138 y el punto kilométrico 65,352”. La alternativa elegida como viable, siempre que se cumplan una serie de especificaciones técnicas en las obras (respeto de cauces fluviales, reposición de vegetación y así hasta treintena de requisitos), tiene una longitud de 4.071 metros, de los cuales 147 discurren por León y 3.924 por el concejo de Lena. La superficie de terreno afectada por las obras alcanzará los 60.531 metros cuadrados.

El motivo para elegir el trazado seleccionado se fundamenta en que tiene “menor superficie de afectación al parque natural Las Ubiñas-La Mesa y la Red Natura 2000”, si bien según las alegaciones, afecta más a terrenos con árboles como las hayas que otros trazados viables.

Es además una zona de expansión del oso, por lo que se le exigen a la empesa acciones para no perturbar este hábitat.

Compartir el artículo

stats