Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pabellón de hockey construido sin vestuarios debe sustituir su pista

El Ayuntamiento afronta una nueva inversión en el área deportiva del Batán, remodelada en 2008 con 5,3 millones

Pabellón Visiola Rollán. FERNANDO GEIJO

El Ayuntamiento de Mieres abordó el año pasado la remodelación del estadio de fútbol Eliseo Gutiérrez ( Mundial-82), con la colocación de césped artificial de última generación, un adecuado cierre perimetral y un sistema de riego eficiente para la práctica del fútbol. La actuación, con un coste de 160.000 euros, se sumó a varias otras que previamente había sido necesarias en el complejo deportivo del Batán, remodelado íntegramente en 2008 con una inversión que ascendió hasta los 5,3 millones de euros. Ahora, el Consistorio deberá arreglar otro de los “parches” que dejó la millonaria inversión.

El vicealcalde del concejo, Manuel Ángel Álvarez (IU), anunció ayer en el Pleno que el Consistorio abordará en breve la renovación de la pista del pabellón de hockey Visiola Rollán, que cuando se inauguró no tenía vestuarios. El dirigente municipal apuntó que la obra es necesaria debido a los problemas que genera la superficie desde hace años.

El pabellón de hockey fue construido íntegramente en 2008 tras el derribo del viejo estadio. La pista ha venido dando problemas casi desde su inauguración. Fue el proyecto más relevante dentro de la citada inversión de 5,3 millones para la reforma de toda el área deportiva del batán. También se abordaron importantes obras en los dos campos de fútbol. El resultado fue decepcionante, como demuestra la enorme lista de actuaciones complementarias que ha sido necesario abordar en la última década. Muchas de ellas resultan difícilmente asumibles. En el Hermanos Antuña la pista de atletismo resultó inservible y en años posteriores hubo que abordar nuevas actuaciones, ya que ni tan siquiera se habilitaron las oficinas que necesitaba el club.

Las deficiencias

En cuanto al pabellón Visiola Rollán, la renovación de la pista que se proyecta no es la primera mejora que ha sido necesario abordar en el equipamiento construido en 2008. La instalación se ejecutó, por ejemplo, sin los vestuarios necesarios, por lo que hubo que hacer posteriormente un anexo.

En 2019 también hubo que habilitar nuevos vestuarios en el Hermanos Antuña, con un gasto de 249.973 euros.

Compartir el artículo

stats