Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cofiño acepta negociar las compensaciones que recibe Caso por el embalse de Tanes

“Estamos dispuestos a reabrir el convenio”, afirma el vicepresidente del Principado, tras denunciar el Ayuntamiento que “son muy exiguas”

El embalse de Tanes. | E. P.

El presidente del Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa) y vicepresidente del Gobierno regional, Juan Cofiño, aseguró ayer que está dispuesto a renegociar con el Ayuntamiento de Caso las ayudas que recibe en compensación por el pantano. “Estamos dispuestos a reabrir ese convenio y a hablar de las compensaciones”.

El Ayuntamiento de Caso recibe 180.000 euros anuales en concepto de subvención nominativa, y otros 30.000 para obras y mejoras en los pueblos del entorno del pantano, concretamente Tanes, Abantru y Coballes. Considera el Consistorio, cuyos representantes suscribieron recientemente una declaración institucional apoyada por todos los grupos representados en la Corporación (PSOE, IU, PP y Foro), que “estas compensaciones son muy exiguas, si atendemos a nuestras aportaciones”.

Además, la ayuda de 30.000 euros prevista para el pasado año fue retirada por Cadasa por “llegar la documentación unos días tarde”, según aseguró el Alcalde, Miguel Fernández. El Ayuntamiento recurrió a los tribunales para instar a Cadasa y a la Consejería de Medio Ambiente a que informaran del porcentaje de recursos aportados por el concejo, y a iniciar gestiones para la modificación del convenio suscrito el 25 de octubre de 2005 para destinar compensaciones al Ayuntamiento de Caso.

Cofiño comentó, en una entrevista en RTPA, que el Ayuntamiento de Caso “entiende que no tiene compensaciones suficientes en relación con el ejercicio de generosidad entre comillas en el tema de cesión del agua”. Y se mostró dispuesto a sentarse a hablar de estas ayudas que recibe el municipio del alto Nalón.

El Vicepresidente habló también del uso lúdico del pantano casín, asunto en el que mantiene divergencias tanto con el Ayuntamiento de Caso como con la Consejería de Medio Rural. Rechazó de forma tajante que las embarcaciones no cautivas (aquellas que hayan navegado en aguas fuera de Tanes) pudieran hacerlo en el pantano de la localidad casina.

Si no se permiten no se podrían desarrollar competiciones deportivas, que fueron aceptadas por la resolución de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial que regula el uso lúdico y deportivo en el embalse. Será la Confederación Hidrográfica del Cantábrico a quien corresponda la autorización.

El Ayuntamiento ha sido un firme defensor de las pruebas, que serían organizadas por la Federación Asturiana de Piragüismo, y considera que si no se autorizan finalmente “se condena el proyecto antes de su nacimiento, al hacerlo económicamente inviable para aquellas iniciativas que puedan surgir para su gestión”.

Juan Cofiño afirmó: “No vamos a admitir, de ningún modo, poner en riesgo la salubridad de este agua”. El presidente de Cadasa y vicepresidente del Principado alude a las condiciones fijadas en el decreto en el que se autoriza la navegación de embarcaciones sin motor en el pantano casín. Pero la resolución posterior de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, que el Consorcio de Aguas pidió anular ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, permite el acceso de embarcaciones “no cautivas”, solo en el caso de aquellas que participen en competiciones deportivas y tras una exhaustiva desinfección de las mis

La Corporación municipal lamentó, en la declaración institucional hecha pública recientemente, las “trabas injustificadas” que está sufriendo la navegabilidad del embalse y denunció el “olvido” que sufre el concejo a la hora de recibir “contrapartidas” por el embalse. “Nuestro territorio merece, y por lo tanto exige, que esta iniciativa (el uso lúdico de Tanes) salga adelante con todas las medidas preventivas que sean necesarias, pero sin poner trabas sin justificación”, señalaron las formaciones con representación en el Consistorio casín.

“Respecto a la preocupación manifestada tanto por Cadasa como por EDP en sus alegaciones, consideramos que el protocolo planteado por Confederación Hidrográfica y la Consejería de Medio Rural, siendo aplicado con rigor, avala una correcta gestión y minimiza de forma muy importante el riesgo de introducción de especie invasora”, apuntó la Corporación.

Compartir el artículo

stats