Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura tapiará el colegio de La Salle de Ciaño para frenar los actos vandálicos

La Consejera admite que los ataques que sufre el colegio, cerrado en 2018, son “frecuentes” y confía en agilizar la obra

Edificio del colegio San Antonio “La Salle” de Ciaño. | LNE D. Orihuela

La consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, reconoció ayer de los “frecuentes” actos vandálicos que se están produciendo en las instalaciones del colegio San Antonio La Salle, en Ciaño, cerrado desde el año 2018. Unos actos que consideró como “lamentables” y que tratarán de paliar con el sellado de las puertas y ventanas del inmueble. Así lo afirmó la Consejera durante su comparecencia en la comisión de Cultura Política Llingüística y Turismo que tuvo lugar ayer en la Junta General del Principado de Asturias.

Piñán contestaba a la pregunta del diputado de Podemos Rafael Palacios, que quería conocer qué gestiones e intervenciones se habían realizado para evitar que las instalaciones “se conviertan en una ruina”. La Consejera explicó que, en este momento, “se está trabajando en la licitación de los contratos de limpieza de las instalaciones y el sellado de puertas y ventanas”. Una iniciativa de la que ya había dado cuenta el pasado mes de febrero durante una comparecencia pública. Lamentó Piñán que estos trabajos no fueran todavía una realidad “porque son un tipo de contratos cuya tramitación se alarga mucho en el tiempo, espero que se lleve a efecto cuanto antes”, resaltó. Con estas explicaciones, la Consejera no contentó demasiado al diputado, quien apuntó a la “urgencia” de estas iniciativas porque los actos vandálicos se producen casi todos los días.

Palacios, que explicó que reside junto al colegio, “con lo que puedo hacer un seguimiento diario del estado del inmueble”, puso como ejemplo un día a las siete y media de la mañana donde llegó a encontrarse con cinco personas en el interior de las instalaciones “que estaban pasándose trozo a trozo el colegio”. Asimismo, aseguró que los vecinos de Ciaño, “cada vez que ven a alguien robando en el colegio, llaman a la Policía y acaban enfrentándose a estas personas que están desvalijando el centro”.

El edificio del colegio de La Salle está incluido dentro del catálogo de patrimonio histórico de la Consejería de Cultura, aunque está adscrito a la Consejería de Hacienda. Piñán explicó que “pasó a Hacienda para ofrecerle una cesión al Ayuntamiento de Langreo para que hiciese un hotel de asociaciones”. La oferta existió pero el Ayuntamiento acabó rechazándolo porque no podía hacerse cargo del coste que suponía su reparación.

Asimismo, el Principado realizó el año pasado una inspección de las instalaciones donde se dio cuenta de “cierto grado de abandono”, así como de la desaparición de varios elementos. Eso sí, se expuso que no había daños estructurales importantes que comprometiesen su seguridad. Además, como está cercado, no debería suponer un peligro para nadie. Sin embargo, esto no es un problema para aquellos que traspasan sus muros para hacerse con los diferentes elementos que todavía quedan en el interior del inmueble.

Compartir el artículo

stats