Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Divulgar ciencia a golpe de pedal: un investigador visita con su bicicleta los institutos de Asturias para dar charlas

Alejandro Marín se desplazó a centros del Valle del Nalón, Gijón y Villaviciosa para dar a conocer su labor y fomentar la vida saludable

Alejandro Marín, tercero por la derecha de la fila superior, junto a los alumnos del IES Cuenca del Nalón.

El científico Alejandro Marín ha conseguido combinar sus dos pasiones, la ciencia y la bicicleta, para trasladar la investigación de vanguardia a los centros educativos. Ayer terminó su periplo por Asturias tras pasar por el IES Cuenca del Nalón, aunque estos días pasados también estuvo en las aulas del IES Juan José Calvo Miguel de Sotrondio, el IES Jerónimo González de Sama; y el IES La Quintana de Ciaño. También estuvo en Gijón y en Villaviciosa.

Su proyecto se denomina “Scicling” (www.scicling.org). Todos los desplazamientos dentro de Asturias los realizó en su propia bicicleta. “De este modo, promuevo el uso de la bicicleta como medio de transporte, y además es una manera de acercar y humanizar la figura del investigador”, explica.

En las sesiones en los institutos, “hablo de la vida de l investigador, los centros de investigación y la importancia de la investigación en las vidas de los chavales”. En su caso, Marín está especializado en la genética y biología molecular, y eso es lo que le traslada a los estudiantes, además de enseñarles cómo hacer una extracción de ADN en las frutas. “Utilizamos materiales caseros, como alcohol de 96 grados y detergente líquido; después les explico qué es lo que se puede hacer en un laboratorio una vez que se ha extraído el ADN”.

También les habla de la malaria, un campo de investigación en el que Marín lleva trabajando quince años. Y realiza un trabajo por grupos donde les expone una decena de proyectos reales relacionados con la malaria, con su presupuestos, sus años de desarrollo y objetivos. “Les cuento que tienen un presupuesto limitado y no pueden financiar todos los proyectos, así que tienen que discutir qué iniciativas financiarían”, explica.

Proyecto

El proyecto “Scicling” comenzó en Inglaterra, cuando Marín trabajaba en el Wellcome Sanger Institute, en 2018. Les propuso el proyecto, logró financiación y consiguió comenzar a moverlo por una decena de países, en tres continentes distintos. Actualmente, Marín trabaja en el IRD, en Montpellier (Francia) centrado en el campo de la malaria, pero sigue adelante con “Scicling”, una iniciativa que cuenta con el apoyo de la fundación IMFAHE de la langreana Zafira Castaño –una de las madrinas de su proyecto– y del docente langreano Manuel Carbajo.

Compartir el artículo

stats