Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado asegura que Pajares iniciará la campaña de esquí con su nuevo remonte

El Gobierno regional reconoce ir “contrarreloj” y estar “acelerando todo lo posible” los trámites de licitación para comenzar las obras en verano

Esquiadores en Pajares la pasada campaña. FERNANDO RODRIGUEZ

La consejera de Cultura, Política Llingüística y Deporte, Berta Piñán, aseguró ayer el Langreo que el nuevo remonte de la estación invernal de Valgrande-Pajares estará listo para el inicio de la próxima temporada. El proceso de licitación, como confirmó, está pendiente de la adjudicación de las obras, algo que tendrá que pasar por Consejo de Gobierno, dado que se trata de un proyecto de coste superior a los cinco millones de euros.

Piñán destacó que esta iniciativa “supondrá un nuevo lanzamiento para la estación de esquí, que servirá para desestacionalizarla, algo en lo que ya estamos trabajando con los ‘veranos en Payares’”. Asimismo, destacó que será “un elemento importantísimo para el concejo de Lena y un tractor para la economía de la zona”.

Sobre el proceso de licitación, la Consejera explicó que “sigue su ritmo, estamos acelerando todo lo posible para que las obras comiencen en los próximos meses, de cara al verano”, sin detallar fechas. Una vez que empiece la temporada de esquí, “las obras no se pueden realizar y de hecho nuestra intención es que podamos estrenar el nuevo remonte de cara a la próxima temporada. Vamos contrarreloj y esperamos y confiamos en tener la obra hecha o casi acabada”. Los trabajos están financiados con diez millones de euros a través de los fondos mineros. Además, la intención del Principado es que la estación no se quede únicamente con estos diez millones, sino que la aportación se incremente en cinco millones más para dar cumplimiento en su totalidad al plan director de la estación. Se esperan más fondos de transición justa.

Los trabajos se han licitado en un único contrato. Se trata de las obras de instalación del nuevo remonte, así como las diferentes actuaciones planteadas en el plan director de la estación. Aquí se incluyen otros remontes, como un nuevo telesilla, el Vallón, aprovechando parte del material de desmontaje del Brañillín, que también se acortará. Por otra parte, también se instalaría nieve artificial en otras dos pistas. Todo esto sumará unos siete millones, mientras que los tres restantes serán para proyectos relacionados con actividades, algunas válidas tanto para el invierno como para el verano.

La estrella de la remodelación de Valgrande-Pajares es el nuevo remonte que vertebrará la estación. Tendrá una longitud de 1.466 metros y reducirá el tiempo del trayecto a poco más de cuatro minutos. Además, este modelo de inversión permitirá que, en verano, también se puedan adaptar las cabinas del remonte a otro tipo de turismo, con el objetivo de poder subir a la cima del complejo bicicletas para poder practicar otros deportes no relacionados con el esquí.

Autorización

El proyecto también cuenta con su correspondiente autorización ambiental, que se aprobó el pasado mes de marzo. El informe técnico elaborado durante el estudio establecía que “no es necesario someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria el proyecto de construcción y modificación de remontes en la estación invernal y de montaña de Valgrande-Pajares”.

Compartir el artículo

stats