Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los embarcaderos y los edificios para navegar en Tanes costarán 400.000 euros

La Consejería de Medio Rural ejecutará el proyecto cuando finalicen los trámites para disponer de los terrenos próximos al embalse casín

El embalse de Tanes. Fernando Rodríguez

Las actuaciones que abordará la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial para que se pueda navegar en el embalse de Tanes tienen un presupuesto que supera los 400.000 euros. El proyecto, que incluye la construcción de dos naves auxiliares además de los dos embarcaderos, se contratará cuando se hayan completado los trámites para disponer de los terrenos en los que se ejecutará, aseguró el departamento regional.

La cesión, solicitada por el Ayuntamiento de Caso, ya tiene el visto bueno de la Comisión Delegada de Obras Comunes formada por EDP y el Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa). Resta que la junta general de esta última entidad, que se celebraría antes de que finalice el mes, ratifique la puesta a disposición del Ayuntamiento de los terrenos. Posteriormente el alcalde, Miguel Fernández, convocará el Pleno donde se aprobará y se habilitará a la Consejería de Medio Rural para que disponga de los terrenos para ejecutar las obras.

Será el Consistorio el que gestionará los terrenos una vez completados los trabajos para que puedan navegar embarcaciones sin motor en el pantano casín. El proyecto presentado por el departamento que dirige Alejandro Calvo, que ofreció su colaboración al Ayuntamiento, tiene la autorización de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Medio Rural apunta a que se podrá navegar en el embalse de Tanes a lo largo del próximo verano.

Para ello se colocarán dos embarcaderos, uno para uso deportivo –de la Federación Asturiana de Piragüismo– y otro para el uso lúdico, de los visitantes que deseen navegar. También se habilitarán dos áreas recreativas. Una de ellas estará ubicada al sur de Tanes, en la zona donde se colocarán los dos embarcaderos y donde se construirá el edificio que funcionará como hangar y para la gestión de las instalaciones. En ese espacio de recreo, más próximo al pantalán que utilizarán los turistas, habrá mesas y bancos de picnic y una fuente en una zona que se acondicionará como un área ajardinada.

Al este de la localidad casina se ubicará otro espacio con mesas y bancos de picnic. Estará próxima al edificio de servicios, donde se construirá una escalera de 48 metros de longitud para la conexión de esta construcción con el sendero existente. Los dos espacios estarán conectados por un sendero peatonal perimetral al embalse, que tendrá unos 600 metros de longitud. Las instalaciones estarán a una distancia de 2,5 kilómetros de la presa. Se construirán nuevos viales de acceso a los dos pantalanes y un sobreancho que permita el giro de vehículos en el tramo final.

El embarcadero fijo, que es el destinado al uso lúdico, tendrá una estructura de hormigón de 70,5 metros cuadrados de superficie anclada al lecho del embalse y una parte móvil con una superficie de 51 metros cuadrados que se desliza sobre la anterior. El embarcadero móvil, para uso deportivo estará formado por una plataforma flotante de cubos de polietileno de alta densidad, con una superficie de 25 metros cuadrados. El Principado fijó un número máximo de embarcaciones que puedan navegar a la vez en el embalse (33 y 9 de la Federación de Piragüismo), que tienen que ser “cautivas” (aquellas que no han navegado fuera de las aguas del embalse de Tanes). Tanto el Ayuntamiento de Caso como con la Consejería de Medio Rural defienden el uso de las “no cautivas” solo para competiciones deportivas y tras una exhaustiva desinfección. El vicepresidente del Principado y presidente de Cadasa, Juan Cofiño, se opone. Tanto el consorcio como EDP mostraron su rechazo ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Compartir el artículo

stats