Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mieres convertirá en fijos un total de 156 empleos interinos en el Ayuntamiento

El gobierno local niega amenazas o coacciones a la plantilla y afirma que su intención desde el principio fue dejar la tasa de interinidad a cero

Trabajadores municipales del servicio de Jardinería, en una foto de archivo. LNE

El gobierno local de Mieres ha decidido que va a estabilizar 156 puestos de trabajo para dejar a cero la interinidad en el empleo en la casa consistorial. Así lo aseguró ayer el alcalde, Aníbal Vázquez, junto al concejal de Personal, Francisco García, negando además tajantemente las acusaciones del PSOE de haber coaccionado o amenazado a la plantilla. Solamente queda fuera de la esta regulación de puestos de trabajo interinos del Ayuntamiento la escuela de 0 a 3 años, Les Xanes, una decisión que se ha tomado por la incertidumbre que pesa sobre el futuro de la escuela en lo que se refiere a que el Principado de Asturias pueda asumir en los próximos años la gestión de la misma, y por lo tanto, también a sus empleadas.

“Lo que se está haciendo es arreglar la fiesta que dejó el PSOE en el Ayuntamiento, y dar estabilidad, tal y como marca la Ley, a los puestos de trabajo de la casa”, explicaron el regidor y el edil, para manifestar a continuación que a su llegada al gobierno local “más de la mitad de los trabajadores eran interinos”.

Tras la aprobación de la Ley de Estabilidad del Empleo Público, directriz llegada desde la Unión Europea, para acabar con la interinidad en la administración pública, el gobierno local explica que inició una negociación con los trabajadores. “En nuestra intención siempre ha estado dejar la tasa de interinidad a cero, y es por eso que nuestra propuesta siempre fue la de estabilizar los 156 puestos interinos que teníamos para dejar la tasa a cero, a pesar de que se nos permite tener hasta un ocho por ciento”, señalo Francisco García.

En esa línea, explicaron que se produjeron varias reuniones con los sindicatos y con los partidos de la oposición. “Todos, salvo el PP, votaron en contra en primera instancia, y los representantes de los trabajadores lo justificaban por la situación de la escuela infantil”, explicaron desde el gobierno local, que entonces se vio obligado a replantear su postura inicial “ya que no podíamos llevar a cabo un plan con todos los votos en contra”.

Relata el edil de Personal que tras unos días y una asamblea interna de la propia plantilla municipal, les solicitaron otra reunión. “Y ahí ellos decidieron abstenerse, por lo que decidimos seguir adelante”, apunta García. “Fue una negociación, y nunca se impuso ni se amenazó con nada, porque nuestra idea era la de dejar la tasa de interinidad en cero”, dijo, para agregar que “de hecho, en cada reunión se cedió algo”.

Respecto a la escuela de 0 a 3 años, el concejal explicó que “está pendiente de que el Principado asuma esa gestión y a sus trabajadores, por lo que sería un error que ahora hagamos fijas unas plazas que en dos, tres, o cuatro años no vamos a tener servicio al que adscribir”.

Compartir el artículo

stats