El Gobierno de Asturias ha aprobado hoy un gasto de 9,7 millones de euros para afrontar la reconstrucción de la Estación Invernal y de Montaña Valgrande-Pajares y convertirla en motor económico y turístico del valle de Lena. El plan de modernización supondrá, entre otras actuaciones, la creación de un nuevo remonte principal, la actualización de los ya existentes y medidas para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones.

La mesa de contratación adjudicó el 29 de abril a la empresa Doppelmayr Selbanhnen GmbH el proyecto, que salió a licitación por 10.000.000 euros, por un importe final de 9,7 millones y un plazo de ejecución de 9 meses. Esta iniciativa está cofinanciada con fondos mineros procedentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y recursos del Principado. La financiación global se reparte entre el 75% que aporta el Instituto para la Transición Justa y el 25% que sufraga el Principado.

El plan para la estación lenense es el de mayor volumen de inversión entre los últimos acordados por el Principado y el Instituto para la Transición Justa. Sus objetivos fundamentales son la reactivación turística de la comarca y la desestacionalización de Pajares mediante la renovación de sus servicios para modernizarla y adecuarla a programas y actividades turísticas, lúdicas y deportivas, más allá de la temporada de esquí.

Así, las intervenciones están pensadas para que el equipamiento pueda ofrecer todo tipo de servicios a largo del año. Con este fin, se construirá un medio mecánico principal, además de desplazar y modernizar los ya existentes. 

En la primera fase está prevista la ejecución de un nuevo sistema de transporte por cable, que incluye la instalación de la telecabina Cuitu Negru, y el acortamiento del telesilla Brañillín, así como el desmontaje de los telesquíes La Hoya y Arroyo y de los telesillas Hoya de Cuitu Negru y Les Patines. Además, se adaptará una telecabina para el disfrute de debutantes, peatones y personas usuarias, tanto en invierno como fuera de temporada. Será accesible para menores, familias, inclusivo y adaptado.

Valgrande-Pajares fue una de las tres primeras estaciones de esquí abiertas en España y la primera de la cordillera cantábrica. Desde su inauguración ha generado empleo y un importante flujo empresarial y económico en el valle de Lena.