Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Angliru y Mortirolo, una relación fraternal

Ana Díaz asistió a la etapa del Giro que pasó por el puerto italiano para estrechar el hermanamiento con Mazzo di Valtelina

Ana Díaz, con Marco Cavazzi, junto a un monolito dedicado al Mortirolo, al inicio del puerto.

El ciclismo ha unido los municipios de Riosa y Mazzo di Valtelina en una hermandad que a finales del pasado siglo no hubiera tenido sentido. Ambos ayuntamientos, el asturiano y el italiano, custodian dos enclaves míticos para el deporte del pedal. Se trata del Angliru y del Mortirolo. El Giro de Italia transitó el martes por esta segunda cumbre y allí estaba, entre el público que siguió la subida al mítico puerto, la alcaldesa de Riosa, Ana Díaz.

La regidora acudió invitada por el ayuntamiento de Mazzo di Valtelina, con el que el municipio de Riosa está hermanado desde 2010: “Desde el hermanamiento que promovió mi antecesor en el cargo, José Antonio Muñiz, han sido varias las visitas cruzadas que hemos organizado. El resultado es que ya hay una amistad grande y estamos encantados de compartir dos montañas épicas”, señaló ayer Ana Díaz tras regresar de Italia.

Vuelta a España

“La etapa resultó un espectáculo, lo mismo que sucede cuando la Vuelta a España llega al Angliru. Esperamos que este año la prueba regrese a Riosa y poder invitar a nuestros ‘hermanos’ italianos para que disfruten del evento”, señaló la regidora. El Ayuntamiento de Riosa quiere potenciar la colaboración con Mazzo di Valtelina : “Vamos a trabajar en un proyecto que permita estrechar lazos ya no a nivel institucional, sino en el marco social”, apuntó Ana Díaz. “El objetivo sería que se pudieran intensificar los intercambios culturales, con desplazamientos de representantes de la sociedad civil y vecinos en general”, añadió la alcaldesa. Destaca que Mazzo di Valtelina guarda muchas similitudes con Riosa: “El tamaño es muy similar y hasta el paisaje tiene paralelismos”.

Compartir el artículo

stats