Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El suelo del futuro ferial ya está descontaminado, tras intervenir sobre 400 metros cuadrados

Con el primer proyecto planteado para los Talleres del Conde concluido, se abordará de forma inminente la construcción del acceso rodado

Operarios en la zona reservada para la adjudicataria de la obra en el parking del centro deportivo Juan Carlos Beiro. | E. P.

La primera de las tres actuaciones proyectadas para que Langreo disponga de un recinto ferial, la descontaminación de los terrenos, ya concluyó y la segunda, la construcción de los accesos rodados, está a punto de comenzar. La Consejería de Medio Ambiente finalizó la recuperación ambiental del suelo de los Talleres del Conde. Los trabajos, iniciados en septiembre del pasado año, se alargaron tras detectar, al ejecutar las obras, depósitos de alquitrán.

El proyecto consistió en la retirada de los suelos contaminantes generados por la ubicación en la parcela de diferentes actividades siderúrgicas, ya que se asentaba un taller de calderería. Las áreas que estaban afectadas eran dos, una de 100 metros cuadrados y otra de 200. Pero, finalmente se tuvo que actuar en otra de 100 metros cuadrados, por lo que la actuación se centró en 400 metros cuadrados. Los resultados de las analíticas constataron la presencia en el suelo de los Talleres del Conde, señaló la Consejería de Medio Ambiente, “de metales pesados, sobre todo arsénico y plomo”.

Los trabajos incluyeron la demolición de la pavimentación, que posibilitó la retirada de los suelos contaminados. Posteriormente, se analizaron el fondo de la excavación y los laterales para verificar que la ausencia de residuos. Pero en uno de los laterales se comprobó que había, explicó la Consejería, “restos bituminosos, consecuencia del rezume de una provisión de alquitrán cuya presencia se manifestó tras la excavación inicial”.

Esto provocó que se ampliase la superficie a tratar y que se recurriese a un contrato menor. Aunque estaba previsto que los trabajos finalizasen en enero finalmente se han prolongado cuatro meses más.

Durante estos meses, se han excavado 775 metros cúbicos de material. La inversión es de 177.696 euros. Esta es la primera de las actuaciones proyectadas para el recinto ferial de Langreo. El coste de las tres intervenciones, financiadas con fondos mineros del Plan del Carbón 2013-2018, se acerca a los seis millones de euros.

Con la parcela ya descontaminada se iniciará la construcción de los accesos rodados. La empresa adjudicataria, Copcisa, ya ha vallado la zona en la que actuará y empezó a descargar el material. Durante la ejecución de la obra se suprimirán 60 plazas de aparcamiento, de las que una veintena están ubicadas en el aparcamiento del centro deportivo Juan Carlos Beiro. Esa zona se utilizará para almacenar el material. Los otros estacionamientos se encuentran en la zona donde se construirá el nuevo vial.

Estadio de Ganzábal

El Unión Popular de Langreo señaló ayer que, según la comunicación trasladada por el Ayuntamiento, la obra obligará a desplazar, en el campo de Ganzábal, el muro del fondo de la calle Julio Cadenas, reduciendo a un metro y medio el espacio entre las vallas que rodean al campo y el cierre provisional que se construirá. También quedará inutilizado el portón más cercano a la grada pequeña. Posteriormente, una vez finalizada la obra, que durará trece meses, esas estructuras se repondrían.

Los trabajos podrían afectar a la torre de iluminación y el bar ubicado en esa esquina aunque antes de concretar si será así la empresa realizará los estudios correspondientes. En un mes se trasladará el resultado.

Compartir el artículo

stats