Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La feria de Mieres en la que cabe todo

Medio centenar de expositores participan en el «Festimarket», un evento que compagina el coleccionismo, exposiciones y proyecciones de cine

Miguel Ángel Múgica con uno de sus productos. A. Velasco

Desde antiguas monedas a figuras de colección más modernas como son los llamados “funkos”. Un abanico de posibilidades para los coleccionistas que, desde ayer y hasta mañana domingo, podrán encontrar en el recinto ferial de Santullano casi cualquier cosa que busquen. El “Festimarket”, un evento que conjuga exposiciones, sesiones de cine, coleccionismo, ocio y gastronomía vuelve tras dos años de parón por la pandemia. Y lo hace con medio centenar de expositores y un variado programa de actividades.

Los más avezados ya buscaban ayer, casi desde la apertura de la feria, alguna pieza que llevarse a sus casas. Era el caso de la pareja formada por Elena Nicieza y Javier Menéndez, dos habituales de las ferias de coleccionismo y, en concreto, de la de Mieres, a donde suelen venir todos los octubres. En el “Festimarket”, la de ayer era su primera experiencia, pero la aprovecharon bien. No había pasado media hora desde que abrieran las puertas y ambos habían hecho ya algunas compras. “Nos encanta Playmobil y siempre acabamos viendo algo que comprar”, afirmaba la joven, mientras seleccionaba diversas piezas de uno de los puestos. A su lado, Javier Menéndez, portaba una bolsa. En su interior, una figura de Star Wars y varios libros de Mortadelo y Filemón. “Y después lo que pueda caer”, bromeaban. “La verdad es que ya había ganas de poder estar en estos eventos”, indicaba Elena Nicieza.

Elena Nicieza y Javier Menéndez , en un stand. | A. Velasco

Y de los compradores, al vendedor. Ramón Pérez llegaba desde Aguilar de Campoo (Palencia), con un stand lleno fundamentalmente de piezas de Playmobil. “Tenemos material desde los años 70 casi hasta la actualidad”, explicaba, en su primera experiencia en el Festimarket de Mieres. “Esperamos pasar un buen fin de semana, que haya ambiente y que la feria se mueva”, relataba este comerciante, mientras colocaba cuidadosamente los muñecos, algunos de ellos pintados y fabricados a mano. Entre lo más reconocible, el fuerte de Playmobil, que toda una generación, en los años 80 y 90, pidió en algún momento a Papá Noel o los Reyes Magos.

Miguel Ángel Múgica llegaba de Barakaldo, también como primera experiencia en Mieres. «De estos días esperamos conocer la feria, cómo funciona y vender algo, que tal y como están las cosas ahora, cualquier venta se agradece», explicaba este experto feriante, con tienda física, pero también veterano en estos eventos. De hecho, espera que la gente llegue precisamente hoy, sábado, en mayor medida. «Es cuando en estas ferias suele haber más público», explica. En su stand se pueden encontrar desde «funkos» a figuras de colección o juegos de mesa, «que es fundamentalmente lo que más trabajamos». Mientras pasa hojas de uno de sus libros, una joven pareja se acerca a echar un vistazo a los libros de manga que están a un lado de la mesa. No compran, pero parece que han «fichado» para la segunda vuelta a la feria.

La feria de Mieres en la que cabe todo

Además de los comerciantes, en el ferial de Santullano también se puede contemplar alguna exposición. Como una vitrina en la que se exponen figuras del clásico videojuego «Street Fighter», del que se conmemora su trigésimo aniversario. A su lado, otra vitrina muestra coches de la saga de películas «A todo gas».

Durante el fin de semana, también habrá cine, que fue la génesis de lo que hoy es el «Festimarket». Tres días de actividad en Mieres en un evento en el que se combinan diversas disciplinas para que los asistentes puedan disfrutar de un ambiente único.

Compartir el artículo

stats