Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aller hará fijas 44 plazas municipales y dejará la tasa de interinidad a cero

El Ayuntamiento incluye en su plantilla a los técnicos de desarrollo rural de la Montaña Central y a los trabajadores de la escuela infantil

Un trabajador del Ayuntamiento de Aller hace labores de desbroce en Moreda. LNE

El Ayuntamiento de Aller ha puesto en marcha el proceso para estabilizar 44 puestos de trabajo de la plantilla municipal. El Gobierno local ha tomado la decisión de hacer fijos todos los puestos que tenía interinos y que cumplen los requisitos para poder pasar a formar parte del Consistorio de forma estable. “Creemos que teníamos que ir a la tasa cero de interinidad. Y por eso hemos tomado la decisión de que sacar las cuarenta y cuatro plazas”, explicó el Alcalde, Juan Carlos Iglesias, que reconoció que durante los últimos años, se encontraron con la imposibilidad de cubrir vacantes por la tasa de reposición, lo que dejó al Ayuntamiento “un poco cojo en algunos servicios, algo que solventaremos ahora”.

En las últimas semanas, todos los ayuntamientos están asumiendo la Ley 20/2021 para la estabilización del empleo público, que busca terminar con la interinidad en las administraciones. Esta ley permite que la tasa de interinos se sitúe en un máximo del ocho por ciento, pero en el caso de Aller, el objetivo es dejarlo en tasa cero.

Además, dentro de la relación de puestos de trabajo a estabilizar, el Consistorio allerano ha decidido incluir a los dos técnicos de Desarrollo Rural, que pertenecen a la agencia de Desarrollo local de la Montaña Central, pero que forman parte de la plantilla del ayuntamiento de Aller. “En el caso de que en un futuro, por lo que fuera, la Montaña Central desapareciese como organismo, son dos puestos de trabajo que por las características de nuestro concejo podríamos incorporar sin problema”, explicó el regidor. Lo mismo ocurre con las plazas para los trabajadores de la escuela infantil, también dos, que también han decidido hacer fijas en plantilla, pese a que otros ayuntamientos como el de Mieres han las dejado fuera de la convocatoria de estabilización de plazas.

El resto de puestos que se van a fijar en el Consistorio allerano corresponden a dos profesores de música, un trabajador social, un educador familiar, un educador social, trece auxiliares de ayuda a domicilio, un asesor de la mujer, un auxiliar administrativo, un aparejador, cinco oficiales, once peones, un técnico de turismo y dos auxiliares de biblioteca.

En las últimas semanas, el ayuntamiento de Aller ha puesto en marcha varios procesos de creación de empleo público. Además del procedimiento de estabilización, el Consistorio también decidió impulsar el primer plan de empleo local de la historia del concejo. Cuatro operarios –tres peones y un oficial– formaban parte de una convocatoria que permitirá desarrollar un proyecto de un año de duración. En este caso, el plan de empleo se ha enfocado al acondicionamiento de las naves municipales que se encuentran ubicadas en el polígono de Caborana y donde el gobierno local pretende instalar de forma permanente al servicio de obras municipal.

Además, también se ha puesto en marcha la creación de una bolsa de empleo para peones, de la que el Consistorio irá tirando para futuras necesidades puntuales en el servicio.

Compartir el artículo

stats