Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viaje por el globo sin salir de Figaredo

Alumnos del colegio Las Vegas reciben un reconocimiento nacional por su proyecto medioambiental “Figarinos por el mundo”

Los pequeños muestran el mapa de los países que han «visitado».

En las aulas también se pueden emprender viajes maravillosos. De hecho, es lo que proponen muchos docentes, que sus alumnos no se queden acomodados en su territorio sino que viajen con la imaginación y conozcan otros lugares del mundo, sus costumbres, sus circunstancias y sus problemas.

Es lo que han hecho los más pequeños del colegio público Las Vegas, de Figaredo, en Mieres. Y con ello han obtenido el tercer premio de un concurso nacional en la categoría de “Cuidamos el medio ambiente”. El concurso, organizado por una empresa de pegamento en stick, ese que tanto se relaciona con la infancia, ha considerado que el proyecto de los niños de Figaredo es de los más destacados a nivel nacional en esa categoría, centrada en la alimentación, salud y bienestar.

El premio ha sido concedido al proyecto “Figarinos por el mundo”, realizado a la largo del curso y el que los niños, de la mano de sus docentes, han viajado alrededor del mundo haciendo parada en distintos países, para aprender aspectos relevantes como su idioma sus costumbres o su gastronomía. Además, como explican desde el centro educativo, “analizamos los problemas medioambientales en cada uno de estos países, dando posibles soluciones a dichos problemas e intentando mejorar así la salud humana, en cuerpo y mente, con el cuidado del medio ambiente”.

Un elemento importante en este proyecto han sido, como no podría ser de otra manera, las familias del alumnado, “ya que todas ellas se implicaron y participaron de manera activa, haciendo así un gran trabajo en equipo”, apuntan en el colegio.

Para desarrollar el proyecto contaron también con la colaboración de Ana María García Rodríguez, monitora de agricultura ecológica y jardinería de la empresa GPS grupo que, junto al Ayuntamiento de Mieres, desarrolla el programa “Cultivamos salud en el huerto”. La monitora enseñó a profesores y alumnos a cultivar y cuidar el huerto escolar. Los niños acabaron recolectando berzas, acelgas, lechugas o pimientos que se llevaron a sus casas y que pudieron comer en familia. En el colegio destacan que esta colaboración en el huerto “ha sido muy importante para entender la importancia de una buena alimentación y si es con productos de cercanía como en nuestro caso, mejor”.

El viaje ha sido, apuntan, “fascinante”. Pero no termina ahí. Una vez hecho el trabajo que ha obtenido el reconocimiento nacional, los alumnos lo mostrarán a las familias en una jornadas de puertas abiertas. Los peques demostrarán a sus mayores lo que han aprendido y les instruirán sobre los aspectos más relevantes de cada lugar al que han viajado desde su clase. Además, apuntarán distintas soluciones saludables en cada uno de ellos para así, mejorar su calidad de vida y la de futuras generaciones.

El viaje ha sido guiado por las maestras Vanesa Valle Sánchez y Alba Martín García.

Compartir el artículo

stats