Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra del cuartel de Mieres se reanudará tras aumentar el coste hasta los 4,2 millones

Los trabajos llevan parados desde hace más de un año debido a la aparición de bolsas de agua, que obligaron a la modificación del contrato

Una de las casetas de obra en los terrenos de futuro cuartel. | A. Velasco

Las obras de construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil de Mieres, paradas desde hace más de un año, podrán retomarse tras incrementar el Ministerio de Interior el presupuesto destinado a estos trabajos. A las semanas de comenzar la obra, a principios del año pasado, la empresa adjudicataria se encontró con una bolsa de agua en el subsuelo con la que no se contaba. Eso obligó a paralizar los trabajos hasta que se resolviese esta situación.

Finalmente, el Ministerio de Interior tuvo que hacer una modificación del contrato de adjudicación que suponía incrementar el coste de los trabajos en 667.529 euros. Así, finalmente, las obras tendrán un coste de 4,2 millones de euros. No es el único cambio, ya que para acometer estos trabajos imprevistos, se aumenta en cinco meses el plazo de ejecución, con lo que las obras se alargarán durante veintitrés meses, es decir, casi dos años. Tras haberse aprobado esta modificación del contrato, ya no hay obstáculo para que las obras puedas retomarse, algo que ocurrirá de forma inminente. Con esta previsión, el nuevo cuartel de la Guardia Civil de Mieres no estará listo hasta el verano de 2024. Un retraso de dos años con respecto a la previsión inicial que barajaba el Ministerio de Interior.

El proyecto para la construcción del cuartel ya nació con polémica. El documento se modificó en varias ocasiones, ya que los vecinos de la zona no estaban conformes con el tipo de acuartelamiento que se iba a construir. Tras varias negociaciones, se consensuó un proyecto que dejó moderadamente satisfechas a todas las partes.

En enero de 2016, el entonces delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y el entonces director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, presentaban en Mieres el nuevo proyecto, que conllevaba una inversión de algo más de nueve millones de euros y que debía de estar listo en 2019. Sin embargo, no fue hasta el año 2020 cuando se adjudicó el proyecto.

La empresa Obras Generales del Norte ganó el concurso con una oferta de 3,53 millones de euros. En enero de 2021, arrancaron los trabajos y las máquinas entraban en la parcela. Sin embargo, a los dos meses, tuvieron que parar por la aparición de las citadas bolsas de agua en el subsuelo.

En septiembre del año pasado se anunció que se estaban subsanando “deficiencias técnicas” para retomar las obras “a la mayor brevedad posible”. Nueve meses después, las obras empezarán a ser una realidad.

Compartir el artículo

stats