Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Concluye en Mieres, tras doce días, el corte de una calzada de la autovía a León

El Gobierno da por finalizado el permiso para regular el tráfico, aunque todavía quedan por realizar trabajos de calado en el puente de Seana

La obra del puente Seana, ayer, con la autovía A-66 al fondo, con los coches circulando por ambas calzadas. | D. M.

La circulación de vehículos entre la Meseta y el centro de Asturias a través de Mieres ha vuelto a canalizarse por las dos calzadas de la autovía A-66. Una vez consumida desde el viernes la autorización del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para mantener cerrada la calzada en dirección a León durante un kilómetro con motivo del arreglo del puente Seana, el tráfico debería, en principio, recuperar la normalidad de forma permanente. El viernes al mediodía prescribió la autorización para hacer uso de la “puerta antiatascos” que la DGT instaló a la altura el encale sur a la ciudad.

El Ministerio restringió el permiso para cortar la autovía de Mieres a doce días, concluyendo el plazo el pasado viernes. De esta forma, mañana, lunes, la circulación debería seguir fluyendo por los dos carriles, sin más restricciones. El “bypass” quedaría por tanto desactivado, salvo para actuaciones “puntuales” que necesitasen hacer uso de la carretera como apoyo para el movimiento de maquinaria o materiales. El problema radica en que la obra de arreglo del puente aún está apenas mediada. De hecho, todavía quedan por ejecutar trabajos cruciales, como la colocación de la nueva viga tras la sustitución de la dañada en 2018 tras el choque de un camión contra la estructura.

El Ministerio ha sido tajante al establecer que la autovía recuperaría la normalidad a partir del 24 de junio por la tarde. Con todo, fuentes próximas a las obras y técnicos ligados al tráfico aseguran a este diario que en estos momentos parece inviable poder acabar los trabajos en el puente sin abordar más cortes en la autovía. Queda por ver el alcance y duración de los mismos. De momento, la postura que sostiene el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es que el “bypass” debe quedar fuera de servicio y el tráfico debe fluir con normalidad por la A-66. Para volver a activar la “puerta antiatascos” debería solicitarlo el Ayuntamiento de Mieres, como contratistas, a través de la constructora que ejecuta los trabajos. De momento, no hay constancia de que se haya solicitado la citada prórroga.

Viga dañada

Los trabajos de arreglo del puente de Seana podrían prolongarse aún hasta mediados de julio. Quedan todavía importantes labores. La fase más problemática se abordó el 20 de junio, con el desmontaje de la viga más dañada a causa del choque contra el viaducto que sufrió en octubre de 2018 el ya citado camión. Queda aún por instalar el nuevo pilar prefabricado.

Las obras de arreglo del puente arrancaron el pasado 13 de junio, con un coste de 184.000 euros. Las obras se centrarán en la sustitución de la viga dañada, así como en la reconstrucción del tablero y la imposta afectada en toda la longitud de la citada viga, de 15,8 metros. La actuación durará unos dos meses.

Debido a que el puente transita sobre la autovía, la calzada en dirección León ha permanecido los citados doce días fuera de servicio a lo largo de un tramo de carretera de casi un kilómetro, concretamente entre los enlaces con la Autovía Minera y con el acceso Sur a Mieres, liberando así ambos. Por su parte, el tráfico interno por el puente se está regulando con semáforos a través de uno de los dos carriles del viaducto.

Compartir el artículo

stats