Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cortes en la autovía de Mieres por la obra en el puente Seana se dilatan hasta el 8 de julio

El Ministerio amplía la autorización para mantener las restricciones de circulación en la calzada, que inicialmente llegaban hasta el 24 de junio

Turismos y camiones, ayer por la mañana, circulando por el tramo afectado por las restricciones, con la calzada en dirección cortada. | D. M

Los cortes en la autovía de Mieres (A-66) con motivo de las obras de arreglo del puente Seana se prolongarán hasta el 8 de julio. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha ampliado el plazo inicial de las restricciones, que se estableció en un principio hasta el 24 de junio. Y es que como ya adelantó este diario, los trabajos en el viaducto que transcurre sobre la travesía urbana de la A-66 se prolongarán hasta mediados de julio.

Los trabajos se prolongarán de lunes a viernes, con el cierre entre las 9.30 y las 13.00 horas de la calzada en sentido León. Permanecerá, como hasta ahora, fuera de servicio un tramo de carretera de casi un kilómetro, concretamente entre los enlaces con la Autovía Minera y con el acceso Sur a Mieres, liberando así ambas conexiones. En lo referente al puente de Seana, se mantiene operativo un doble semáforo que da paso alternativo al tráfico por el carril norte, ya que los daños se localizan en la parte sur de la estructura. El tránsito peatonal también seguirá abierto, algo que era importante para el Ayuntamiento de Mieres. El puente de Seana es la conexión más directa y habitual entre el casco urbano de Mieres y la margen oeste del río. De esta forma el viaducto absorbe un intenso tránsito peatonal hacia la estación de tren de la ciudad, el concurrido paseo fluvial y el polígono industrial de Gonzalín.

Los trabajos pendientes

Los trabajos de arreglo del puente de Seana se prolongarán aún hasta mediados de julio. Quedan todavía importantes labores. La fase más problemática se abordó el 20 de junio, con el desmontaje de la viga más dañada a causa del choque contra el viaducto que sufrió en octubre de 2018 un camión para el transporte de estériles hacia la térmica de La Pereda. Queda aún por instalar el nuevo pilar prefabricado. Ayer mismo las tareas fueron intensas en el viaducto, siendo necesaria la presencia de maquina sobre la propia calzada de la autovía que permanece cerrada. Y es que las labores se centran en la preparación de la estructura para la colocación de la nueva vida. Queda aún por instalar el nuevo pilar prefabricado. Las obras arrancaron el pasado 13 de junio, con un coste de 184.000 euros.

Compartir el artículo

stats