Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro sigue bajando en las Cuencas el primer semestre del año y se sitúa en los niveles de diciembre de 2008

Los concejos mineros suman 9.441 desempleados, con una reducción de 198 en junio, motivada por contrataciones del turismo y el comercio

Trabajadores del plan de empleo de Langreo, realizando labores en La Braña, en 2021. | LNE

La tendencia del mercado laboral en las Cuencas durante el año 2021 fue, sin que sirva de precedente, similar a la vivida en Asturias y en España: positiva en líneas generales. Los seis primeros meses del año parecen seguir apuntando en esta dirección, si bien el mejor mes de lo que va de 2022 fue precisamente el de junio, con una bajada del desempleo de 198 personas en las Cuencas. En gran parte, la bajada viene motivada por las contrataciones veraniegas del sector servicios, tanto de refuerzos de plantilla en el sector hostelero, como para dar vacaciones en el comercio.

En total, en los diez concejos de los valles mineros el paro sigue sumando 9.441 personas. Una cifra que no se registraba desde diciembre de 2008, si bien entonces la tendencia era completamente la contraria: el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ya se había empezado a notar, y desde un mínimo de 8.066 desempleados en agosto de 2008, el paro no pararía de crecer hasta superar ampliamente las 12.000 personas. El temor de sindicatos y economistas está ahora en el inmediato futuro económico: la inflación disparada y el aumento de los tipos de interés (que encarecen las hipotecas y los créditos) puede llevar a un estancamiento o incluso a un retroceso de la actividad, lo que siempre trae consigo la destrucción de empleo. Por el momento, el panorama, aunque aparentemente pinte negro, sigue arrojando buenos datos.

Por concejos, en este semestre el que mejor se está comportando es Langreo. El municipio más poblado de las Cuencas ha visto como el número de demandantes de un puesto de trabajo bajaba en 180 personas, si bien aún siguen haciéndolo 3.106. Mieres, segundo territorio por población –con mucha diferencia respecto a San Martín– es sin embargo el tercer concejo en caída del paro: 53 personas menos que a principios de año (2.920 en total). San Martín del Rey Aurelio ve como su mercado laboral ha podido absorber 73 parados, hasta quedar en los 1.246. En Laviana, la caída del desempleo es de 51 personas, dejando al cifra total de demandantes en el municipio en 665.

En los números positivos, a continuación se sitúa Lena, con 27 parados menos desde el inicio de 2022 (635 en total). Tanto en Caso, como en Morcín, la reducción es de nueve personas. En el primer concejo hay 48 desempleados, mientras que en el segundo, 110. En Sobrescobio, el descenso del semestre es de cuatro parados (28 en total) y en Riosa, de dos (100 demandantes).

El balance más negativo lo presenta el concejo de Aller. Inició el ejercicio con 562 desempleados, y el número ha ido aumentando hasta los 583 que registraba a finales de junio. Una cifra que podía ser peor, ya que el pasado mes, respecto al de mayo, el paro bajó en cuatro personas.

Previsiones

Desde 2020 el desempleo ha caído muy notablemente en los concejos de las comarcas mineras, En diciembre de ese ejercicio, todavía con el castigo de lo más duro de la pandemia, se contabilizaban 12.248 parados. Un año después eran 9.828 personas. Ahora, en estos seis primeros meses de 2022, la reducción se mantiene, pero más atenuada, hasta llegar a los 9.441 desempleados. De los 387 parados menos en lo que va de año, 198 corresponden al pasado mes de junio. El sector servicios tira del empleo, algo que se repite en el resto de Asturias, y también de España. Más, en estas fechas de inicios del verano. El sector turístico y hostelero "tira" del empleo, y si bien se esperan buenas cifras en cuanto a ocupación, la subida de los costes, y la posible bajada del consumo de los visitantes, hace que no se pueda hablar de un verano perfecto.

Compartir el artículo

stats