Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ganaderos protestan en Caso: "La situación con el lobo es insostenible"

"Vamos a ir a la quiebra", apunta un afectado | El municipio de Redes sufre cerca de 40 ataques del cánido a reses en poco más de un mes

Asistentes a la concentración convocada para protestar por los daños de la fauna salvaje, especialmente del lobo, en Campo de Caso. | E. P.

"O esto cambia o dentro de poco no habrá ganaderos en Asturias. Que alguien nos ayude", clamaba ayer, emocionada, en Campo de Caso Silvia Menéndez a unos metros de una de sus cabras, muerta tras el ataque de un lobo. Ganaderos del concejo se concentraron ayer ante el Ayuntamiento de Caso para protestar por los daños de la fauna salvaje, especialmente del cánido, tras la protección total impulsada desde el ministerio para la Transición Ecológica. Desde hace poco más de un mes, cuando se empezó a subir al ganado al monte, en Caso murieron 37 reses por ataques de lobos, según explicó el alcalde, Miguel Fernández, que dio a conocer los datos trasladados por la guardería.

"No es normal y en septiembre será insostenible. Vamos a tener a los lobos en el pueblo", indicó el regidor, una previsión con la que coinciden los ganaderos. El mayor porcentaje de ataques se da en la zona que abarca desde Pendones a la Collá d´Arniciu y en los montes de Caleao, dijo Fernández, que añadió que "van tres años sin hacer extracciones y se amontonan las camadas".

Silvia Menéndez, una de las ganaderas afectadas, destacó que su hija quiere seguir trabajando en el campo pero, apuntó, "no va a poder porque no se podrá trabajar, no quedarán explotaciones". Hizo hincapié en que "hay ganaderos que llevan más de siete animales perdidos este año y nadie mira para nosotros". Y para ello, añadió, se tiene que sacar al lobo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre). La ganadera de Caso invita a los que deciden a que "suban con nosotros al monte para que lo vean".

José Antonio Aladro es otro de los ganaderos que perdió recientemente animales, en concreto dos xatos, por ataques de lobos. Fue en la zona de los Arrudos. "No se puede seguir así. Vamos a ir a la quiebra", señaló el joven casín en la concentración celebrada ayer, que contaba con el apoyo de UGT de Asturias y la Unión de Campesinos de Asturias (UCA) y el colectivo "Con lobos no hay paraíso".

Ganaderos con una pancarta en la que exigen respeto al mundo rural. | E. P.

A la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, se aludió en varias ocasiones durante la manifestación. El secretario general de UCA, José Ramón García Alba "Pachón", lo hizo al invitar a los ganaderos presentes a trasladarse hoy a Oviedo "a darle la bienvenida y las gracias por haber acabado con el campo asturiano, por llevarnos a una situación insostenible". El Alcalde (PSOE) trasladó la petición de todos los partidos que integran la Corporación municipal de "relevo inmediato de la ministra Teresa Ribera y de sus asesores".

García Alba expuso cuál es la situación que viven las ganaderías: "No se están pagando los daños y las explotaciones son totalmente inviables con los ataques de los lobos y la subida del precio de los piensos". Además, manifestó, "no se pueden aprovechar los pastos porque no se pueden soltar los terneros con las vacas y esto está llevando al cierre de todas las explotaciones en extensivo en Asturias". El secretario general de UCA considera imprescindible que "se saque al lobo del Lespre y que se puedan extraer lobos en las zonas donde hacen tanto daño".

Para el alcalde casín, "la superprotección de la actualidad es excesiva y perjudicial". "Si las explotaciones se ven obligadas a claudicar veremos a ver cómo vamos a seguir defendiendo la lucha contra el reto demográfico que tanto da que hablar a los que menos saben de ello", dijo. Fernández subrayó los "momentos difíciles que atraviesan las ganaderías, que soportan precios inasumibles de costes, de gasoil, forrajes, piensos, luz..., no se puede cometer el error de pensar que los problemas solo afectan a los que vivimos en los pueblos".

El ganadero Amable Fernández pidió a los ayuntamientos del valle del Nalón que "se posicionen de manera clara por nuestra causa", colocando una pancarta a favor de la ganadería extensiva y que pidan la exclusión del lobo del Lespre "como hizo el Consistorio casín hace más de un año". "Es hora de pasar del discurso a los hechos", aseguró. Desde UGT del Nalón, su secretario general, Ángel García, trasladó su apoyo a los ganaderos y remarcó que "la situación del lobo no es igual en todas las zonas de España".

Compartir el artículo

stats